Debido a que la víspera de Rosh Hashana fue un evento muy decepcionante por culpa del COVID-19, es bueno que haya otra celebración y es por ello que vale la pena conocer y festejar Tu B’Shvat, el Año Nuevo judío de los árboles, que este año se celebra el 28 de enero.

Esta fiesta es quizás una de las menos conocidas del calendario judío y es opacada por las famosas Janucá y Purim. Sin embargo, es un momento genial y también muy fácil de celebrar, incluso de acuerdo con las normas actuales por la pandemia.

Es por ello que compartimos 10 datos fabulosos sobre Tu B’Shvat para entrar en ambiente festivo. Se recomienda morder un poco de fruta seca mientras se lee este artículo.

1. Es uno de los cuatro años nuevos judíos pero se celebra como Pesaj

Niños yemenitas celebrando su primer Tu B’Shvat en Rosh Haayin en el centro de Israel en 1950. Foto: Zoltan Kluger/Oficina de Prensa del Gobierno

Si bien todos estamos familiarizados con el Año Nuevo judío, en el que se moja la manzana en miel, en realidad hay otros tres festejos similares en el calendario judío. Uno de ellos es Tu B’Shvat, que marca un nuevo año para los árboles y el renacimiento de la naturaleza.
Tu B’Shvat recuerda a Pesaj ya que muchas personas también la celebran con una especie de Seder. En fin, es lo mejor de ambos mundos.

2. No aparece en la Biblia

El primer jefe de Gobierno de Israel, David Ben Gurion planta un árbol en Tu B’Shvat en lo que se conocía como Bab El Wad cerca de Jerusalén en 1949. Foto: David Eldan/GPO

Tu B’Shvat no se menciona en la Biblia pero aparece por primera vez en fuentes judías en el compendio de tradiciones orales Mishná alrededor del siglo III d.C. Se han hallado pruebas de las celebraciones de Tu B’Shvat durante la Edad Media en la Geniza de El Cairo y en varios textos judíos, lo que da luz sobre las antiguas costumbres y oraciones relacionadas con la fiesta.

3. Recibió su nombre del idioma acadio.

El mes hebreo de Shvat lleva el nombre de los fuertes vientos y lluvias que caracterizan esta época del año. Las mujeres caminan por la playa de Herzliya entre tormentas. Enero de 2021. Foto: Nicky Blackburn

El nombre Tu B’Shvat se compone de dos palabras. La primera, “Tu”, equivale a 15 en gematría, donde cada letra hebrea representa un número. El segundo, “Shvat”, es el nombre del mes hebreo en el que se celebra la fiesta. “Shvat” obtuvo su nombre de una palabra en el antiguo idioma acadio que significa “golpe” para describir los fuertes vientos y lluvias que caracterizan esta época del año. Juntas, las palabras significan entonces “15 de Shvat”, la fecha hebrea de la festividad. No parece complicado, ¿verdad?

4. Tu B’Shvat es la fiesta de los almendros

En la época de Tu B’Shvat, los almendros florecen en el borde de la carretera. Foto cortesía de GPO

Además de consultar el almanaque hebreo, la forma más segura de darnos cuenta de que Tu B’Shvat está llegando es la forma en que se ven los almendros en flor en Israel. La magnífica floración rosa y blanca tiene lugar aproximadamente al mismo tiempo que la festividad, lo que convierte al árbol en un símbolo de la celebración y le vale una mención de honor en las canciones infantiles que se cantan en los jardines de infantes e todo el país.

5. Es la fiesta más vegana de la historia

Niños cantan durante las celebraciones de Tu B’Shvat en el kibutz Yotvata en el sur de Israel en 1975. Foto: Moshe Milner/GPO

Rosh Hashana tiene sus cabezas de pescado, Pesaj el hígado picado y Shavuot los pasteles de queso más deliciosos que conoce el género humano pero Tu B’Shvat es la celebración más vegana en el calendario judío, ya que se caracteriza por comer muchos frutos secos. y nueces junto a buenos vasos de vino. Perfección.

6. Hoy se come frutos secos pero antes solían ser frescos

La tradición de comer frutos secos se arraigó en la diáspora. Foto: Nir Darom/ Shutterstock

Como dijimos antes, en Tu B’Shvat se come grandes cantidades de frutos secos. Pero, ¿de dónde viene esta extraña tradición? Originalmente, los judíos en la Tierra de Israel celebraban la fecha comiendo el fruto de la tierra, siendo este el Año Nuevo de los Árboles, pero una vez que se encontraron en la diáspora, estos frutos ya no estaban disponibles. La solución fue comer versiones secas de las cosas frescas, y esta tradición se mantuvo.

7. Los frutos secos son buenos pero quizás no tantos

Aunque la fruta seca contiene fibra, vitaminas y minerales -y es definitivamente más sana que las sufganiot de Janucá- contiene mucha azúcar natural y, a veces, también azúcar añadida. El tamaño pequeño de las frutas secas en comparación con su forma original -no deshidratada- hace que sea más fácil comer cantidades realmente enormes. Así que a disfrutar con moderación. O no: después de todo, fue un año horrible.

8. La idea es plantar árboles

Niños plantan árboles en el bosque de Ben Shemen en Tu B’Shvat. Foto: Omer Miron/Flash90

A finales del siglo XIX, Tu B’Shvat adquirió un toque sionista cuando se decidió celebrar la fiesta plantando árboles en tierras recién adquiridas por el Fondo Nacional Judío Keren Kayemet LeIsrael (KKL), que siguió recaudando donaciones en todo el mundo para comprar más tierras y hacerlas más ecológicas. Eso se convirtió en una costumbre para que los escolares plantaran árboles en los bosques para celebrar la festividad.
El efecto es impresionante: en general, en los últimos 120 años se han plantado unos 250 millones de árboles en Israel.

 

9. Es posible plantar un árbol en línea

En Israel se plantaron ya más de 250 millones de árboles incluidos estos en el área de Jerusalén. Foto: Moshe Milner/GPO

No hay que permitir que algo como una pandemia global o la falta de vuelos nos impida plantar un árbol en Israel. Simplemente hay que entrar a la página web del KKL, selecciona el área geográfica y luego el bosque específico donde nos gustaría plantar un árbol, hacer el pago y ya. Incluso recibiremos un certificado en línea personalizado sobre el hecho.

10. Hoy todo gira en torno al medio ambiente

Tu B’Shvat se celebra hoy para crear conciencia sobre el medio ambiente. Foto: Mila Aviv/Flash90

Como ya se puede ver, Tu B’Shvat siempre fue una fiesta verde pero en los últimos años se ha aprovechado el día para fomentar la discusión y el interés en la ecología, con charlas, conferencias y actividades ambientales que han ganado mucho protagonismo.

Esto es algo excelente si consideramos que queremos que las plantas de nuestro planeta disfruten muchos años más. ¡Feliz Año Nuevo de los árboles!

Temas: medio ambiente, cultura, Tu B’Shvat, vegano, año nuevo de los árboles