Israel es un lugar especial impregnado de historia, significado religioso e innovación tecnológica de vanguardia que siempre ha generado interés.

De esa forma, no sorprende que muchas personalidades de primer nivel – de artistas a líderes mundiales y ejecutivos de negocios- hayan venido de visita durante los últimos 74 años de la existencia del Estado.

Algunos famosos tienen lazos fascinantes, divertidos e inesperados con Israel y en este artículo en honor al Día de la Independencia, que este año se celebra el 5 de mayo, es posible conocerlos y sorprenderse.

Latinos

JENNIFER LÓPEZ

Publicación de la página de Facebook de Jennifer López en Israel.

En el verano de 2019, Jennifer López viajó a Israel para dar un concierto con motivo de su 50 cumpleaños. Llegó con su pareja Alex Rodríguez (A-Rod), sus mellizos de once años y sus dos hijas.

“¡La madre tierra Israel! Mi primera vez aquí… ¡Estoy enamorada!”, tuiteó JLo.

La familia recorrió Tel Aviv y Jerusalén, visitaron sitios santos como el Muro Occidental y la Iglesia del Santo Sepulcro, montaron en camellos y también monopatines eléctricos.

En Instagram, A-Rod publicó: “¡Qué tiempo tan increíble estamos pasando en mi primer viaje a Israel! La gente ha sido maravillosa y tiene mucha energía. ¡Definitivamente regresaré y recomendaré visitar este increíble país!”


LUIS FONSI

El cantautor, ganador de un Grammy y uno de los más grandes representantes de la música latina, estuvo en Israel en 2016. Durante su visita vio la coexistencia de las muchas religiones y culturas, visitó lugares sagrados, estuvo en escuelas y hospitales y flotó en las saladas aguas del Mar Muerto.

Luis Fonsi contemplando el Muro de los Lamentos y el Monte del Templo en Jerusalén. Foto vía Facebook.

Fonsi estuvo en la modernidad de Tel Aviv, la iglesia de la anunciación de Nazaret, Safed, los muros de Jerusalén, la fortaleza de Masada, las arenas del Mar Muerto y el Hospital Rambam de Haifa, donde experimentaron un momento único: junto a otras celebridades latinas repartió regalos a niños enfermos, se tomó fotos con el personal y se llevó una gran impresión.

TABARÉ VÁZQUEZ

Celebre por dirigir la recuperación económica de su país, el expresidente de Uruguay fue un amigo histórico de Israel.
Luego de recibirse de médico en Montevideo, Vázquez realizó un posgrado en el Instituto Weizmann de Ciencias en Rejovot donde hizo conexiones duraderas y aprendió en las instalaciones de última generación de la institución.

En 2018 el entonces presidente uruguayo Tabaré Vázquez participó en un encuentro con autoridades del Instituto Weizmann de Israel. Foto: Gub.Uy

“En mis sueños, jóvenes científicos uruguayos estudian en Israel, van al Instituto Weizmann y se enriquecen tanto personal como académicamente y traen a este pequeño país de Sudamérica los conocimientos que han adquirido para potenciar y mejorar la vida de todos los uruguayos”, afirmó alguna vez.

En 1990 recibió el premio Jerusalén y volvió a Israel en 2007. Fue, además, uno de los dos presidentes latinoamericanos que estuvo en el país para celebrar el 60 aniversario de la independencia.

Aunque tuvo diferencias políticas con varios gobiernos israelíes, siempre reiteró su apoyo a Israel y a su existencia como un Estado libre y democrático.

CINE Y TV

WILL SMITH

Hasta donde se sabe, Will Smith no abofeteó a nadie durante su viaje de 2006 a Israel. Y eso que viajó con su esposa Jada Pinkett Smith.

De hecho, después de ver una película sobre el asesinato del primer ministro Yitzhak Rabin en Yafo, la estrella de Hollywood se mostró visiblemente conmovido. “Estoy inspirado más allá de mi capacidad de articular… y ahora sé qué y quién quiero ser” Un soldado por la paz”, les dijo a los periodistas presentes en su gira

Jada Pinkett Smith y Will Smith con el rabino Shmuel Rabinovitch, rabino del Muro Occidental y los Lugares Sagrados de Israel, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, 20 de abril de 2006. Foto: Pierre Terdjman/Flash90

En el Muro Occidental en Jerusalén, Smith le estrechó la mano a un niño sorprendido que realizaba su bar mitzvá, colocó una nota en una grieta de la antigua muralla y rezó allí durante unos minutos. La pareja también visitó la Iglesia del Santo Sepulcro.

En 2017, Smith realizó una visita sorpresa a Jerusalén durante el rodaje en Jordania de “Aladdin”. Volvió al Muro Occidental y lo llamó “un lugar muy espiritual, muy poderoso”.

LEONARDO DICAPRIO

A lo largo de los años, DiCaprio hizo y hace muchas inversiones en Israel. La más reciente fue en la startup de carne cultivada Aleph Farms.

Pero no todas sus “inversiones israelíes” valieron la pena: perdió el dinero que invirtió en la compañía de redes sociales Mobli -que cerró en 2016- Y su muy publicitado e intermitente romance con la supermodelo Bar Refaeli tampoco terminó bien.

En una visita a Israel en 2007, donde él y Refaeli visitaron sitios como el Muro Occidental, uno de los guardaespaldas de DiCaprio agredió a algunos fotógrafos, lo que generó que se presentara una denuncia policial en su contra.

PAMELA ANDERSON

Cuando en enero de 2014 la actriz, activista por los derechos de los animales y ex modelo de Playboy Pamela Anderson se casó con el productor de cine Rick Salomon (por segunda vez), ella eligió viajar de luna de miel a Israel.
Ambos hicieron base en el hotel King David en Jerusalén, visitaron los lugares de interés y se sumergieron en el Mar Muerto.

Anderson había estado previamente en Israel en 2010 como jueza invitada en la versión local de “Dancing with the Stars”.

En 2017, en una recaudación de fondos para Amigos de las Fuerzas de Defensa de Israel, Anderson afirmó: “Israel es mágico. Es uno de mis lugares favoritos para estar. Una mezcla de lo antiguo y lo nuevo, las artes, la música y la libertad. El pueblo de Israel es interesante, consciente y generoso. Es posible ver que son muy sensibles a los problemas del mundo. Israel es un lugar que todos deben experimentar”.

QUENTIN TARANTINO

Aunque se suponía que iba a quedarse en Israel unos tres meses, la pandemia de COVID-19 forzó al director a quedarse en el país casi un año. Una vez que llegaron las vacunas y se levantaron ciertas restricciones, Quentin Tarantino ya no quiso irse.

Por estos días, el director de Kill Bill, Pulp Fiction y Bastardos sin gloria, vive en Tel Aviv con su esposa y su suegro.
Fue invitado de honor en el festival de cine de Jerusalén, donde también presentó una selección de ocho largometrajes que eligió como tributo a “Canon films”, una compañía cinematográfica israelí de bajo presupuesto de los años 80.

SACHA BARON COHEN 

El comediante judío inglés, legendario por su papel como Borat, admira a Israel desde niño cuando era miembro del movimiento juvenil sionista Habonim Dror.
Luego de terminar la escuela secundaria, pasó un año como voluntario en los kibutzim Rosh HaNikra y Beit HaEmek.

A pesar de que Borat es un personaje de Kazajstán, el audio de su idioma es simplemente hebreo.

Según una mujer que lo conoció en un seminario en Israel. Baron Cohen “era muy nerd, no salía con las chicas, pero llorábamos de la risa con él porque era muy divertido. Recuerdo haber pensado en lo talentoso e inteligente que era”.

JERRY SEINFELD

El comediante Jerry Seinfeld vino a Israel en 2007 para promocionar “Bee Movie” y realizó monólogos en 2015 y 2017.
Sin embargo, ya había estado en el país como voluntario en un kibutz a los 16 años, mucho antes de sus días como celebridad.

Jerry Seinfeld durante una visita al Muro Occidental, 23 de noviembre de 2007. Foto: Michal Fattal/Flash 90

“Fueron ocho semanas en Israel… Por supuesto que tenía que trabajar, lo cual no hice. Se suponía que debía estar cortando hojas muertas de plátano. No pude hacerlo, fue agotador… Cuando voy a Israel, vuelvo a esa época. Me siento muy cerca de Israel”, le dijo a The Times of Israel en noviembre de 2017.

Durante su visita de ese año, trajo a su familia y recorrieron lugares como la base de la Fuerza Aérea Ramon en el Néguev y el centro de entrenamiento Caliber 3 Krav Maga en Efrat.

HELEN MIRREN

La actriz británica ganadora del Oscar visitó Israel en varias ocasiones. La primera fue un viaje de mochilera con su novio judío después de la Guerra de los Seis Días de 1967.
En esa travesía, Mirren durmió en la playa de Eilat y pasó un tiempo en el kibutz Ha’on en el norte de Israel.

Mirren, que interpreta a Golda Meir en una próxima película biográfica dirigida por el cineasta israelí Guy Nattiv, afirmó “amar a Israel” y lo describió como un “gran país”.

“Mi visita a Israel en esos primeros días fue parte de los componentes básicos que me han convertido en la actriz que soy, haciendo el tipo de trabajo que hago, que busco hacer, y la forma en que lo hago”, dijo al ser honrada en el 29° Festival de Cine de Israel en Beverly Hills en 2015.

MAYIM BIALIK

La actriz y anfitriona de TV viajó muchas veces a Israel por placer y negocios.

Un lugar fijo en su itinerario familiar es la Casa Bialik de Tel Aviv, hogar del primo hermano de su bisabuelo, Jaim Najman Bialik, que fue un pionero de la poesía israelí moderna.

Mayim Bialik indicó que a sus dos hijos les encanta el Museo del Cuerpo Blindado en Latrun y que juntos pasan tiempo en un kibutz y comen hummus.

En un momento alegre durante el viaje de Bialik a Israel en 2018 para hablar en el sexto Foro Anual para Combatir el Antisemitismo, la celebridad aceptó la solicitud del entonces presidente Reuven Rivlin de posar para una foto como Sheldon y Amy, dos personajes de su exitoso programa “The Big Bang Theory”.

Mayim Bialik y el presidente israelí Reuven Rivlin posan como personajes en “The Big Bang Theory”, 2018. Foto cortesía de Mayim Bialik

 

MÚSICA

MADONNA

Madonna con una bandera israelí al final de su concierto en Tel Aviv el 1 de septiembre de 2009. Foto: Nir Hindi/Flash90

Mucho antes de la actuación extrañamente fallida de Madonna en Eurovisión 2019 en Tel Aviv, la “chica material” ya hacía peregrinaciones y viajes familiares a Israel.

Una de sus visitas fue parte de una gira del Centro de Kabala de Los Ángeles durante la festividad de Rosh Hashaná en 2004. Entre los 22 participantes también estuvieron la diseñadora Donna Karan y la ex esposa de Donald Trump, Marla Maples.

Madonna también dio conciertos en Israel en varias ocasiones. Durante su gira “Sticky and Sweet” de 2008-2009, se puso una bandera israelí sobre los hombros y declaró a Israel el “centro de energía del mundo”.

KANYE WEST

El compositor, productor y cantante de EEUU es casi una leyenda entre los millennials por sus locuras; ya sea su candidatura a la presidencia o sus muchas publicaciones de Instagram sobre su exesposa.
Sí, va de controversia en controversia.

El cantante Kanye West con su hija, North, al salir de la iglesia armenia de Saint James en el barrio armenio de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Foto de Hadas Parush/Flash90

West estuvo en Israel dos veces, una como músico y otra por motivos personales. Su primera visita fue para cantar en el estadio Ramat Gan de Tel Aviv.
A pesar de llegar tarde al concierto, tener problemas de sonido durante el mismo y sufrir malas reseñas por parte de la crítica, el show fue un éxito entre sus fans israelíes, que disfrutaron de su actuación algo desorganizada.

La segunda vez vino a bautizar a su hija North West en la Catedral de Saint James de Jerusalén.

FRANK SINATRA

En 1962, “la voz” visitó Israel por primera vez y actuó en seis ciudades como parte de su gira mundial multinacional para niños.
Frank Sinatra cantó en el evento oficial del Día de la Independencia en Tel Aviv y se sentó en el estrado junto al primer ministro David Ben Gurion y al general Moshé Dayan.

En 1964, el cantante inauguró el Centro de Amistad y Hermandad Frank Sinatra para niños árabes e israelíes en Nazaret.

Frank Sinatra planta un árbol en el bosque de Jerusalén en 1962. Foto: David Hirschfeld/Archivo fotográfico KKL-JNF

A lo largo de los años, Sinatra regresó a menudo a Israel, incluso para celebrar su cumpleaños 80 en Eilat junto a amigos como Lee Iacocca y Walter Matthau.

Sin embargo, su primer vínculo con Israel fue en 1948 cuando el futuro alcalde de Jerusalén Teddy Kollek estaba en Nueva York en una misión clandestina para enviar armas al Estado incipiente, que estaba siendo atacado por cinco naciones árabes.

A pesar del embargo de armas vigente, un barco lleno de municiones estaba esperando para zarpar, pero ¿cómo podía Kollek transferir la carga cuando los agentes federales de EEUU iban tras él?

De forma espontánea, el israelí compartió su dilema secreto con Sinatra, a quien conoció una noche en el bar de su hotel.

“En las primeras horas de la mañana siguiente salí por la puerta principal del edificio con un bolso y los federales me siguieron. Frank Sinatra salió por la puerta trasera llevando una bolsa de papel llena de dinero en efectivo (un millón de dólares, aproximadamente). Bajó al muelle, lo entregó y vio zarpar el barco”, le dijo Kollek a los autores de la biografía oficial del músico.

JOHNNY CASH

El ícono de la música country estadounidense visitó Israel cinco veces. Llegó por primera vez en 1966 en una peregrinación religiosa y regresó en 1968 con su nueva esposa, June Carter Cash.
Ese segundo viaje lo inspiró a componer el álbum conceptual de temática cristiana, “The Holy Land”, que incluye temas como “Land of Israel”, “The Ten Commandments” y “Come to the Wailing Wall”.

Johnny Cash conversa con una invitada en la recepción en su honor en Jerusalén, noviembre de 1971. Foto del personal de IPPA, el Archivo Dan Hadani, la Colección Nacional de Fotografía de la Familia Pritzker en la Biblioteca Nacional de Israel

El álbum de Cash de 1969, “Johnny Cash at San Quentin”, incluye un segmento en el que Cash habla de sus experiencias en Israel y presenta la canción “He Turned the Water into Wine”, que escribió en el camino a Tiberíades.
Así lo relató Shai Ben-Ari, jefe de contenido en línea en inglés de la Biblioteca Nacional de Israel.

Cash regresó en 1971 para trabajar en la narración de la película “Gospel Road: A Story of Jesus”. Esa visita se destacó por una recepción VIP en Jerusalén.
Y en 1990 volvió para filmar “Regreso a la tierra prometida”.

LEONARD COHEN

El legendario cantautor y poeta canadiense fue un pacifista declarado, pero en la guerra de Yom Kipur de 1973 entretuvo a las tropas israelíes en la primera línea. Así lo describe Matti Friedman en un libro sobre la vida del músico y su acción en el Sinaí.

Cohen había llegado a Israel luego de una pelea con su novia en las islas griegas. No sabía hebreo y no conocía a nadie, por lo que deambuló por Tel Aviv, donde fue reconocido por los cantantes israelíes Oshik Levi, Matti Caspi e Ilana Rovina que lo invitaron a acompañarlos al desierto del Sinaí para entretener a las tropas que se preparaban para un ataque egipcio.

Leonard Cohen actúa para las tropas israelíes en el Sinaí durante la Guerra de Yom Kipur de 1973. Foto: Ron Ilan/archivo de las FDI

Más tarde, Cohen describió la experiencia: “Simplemente nos dejábamos caer en lugares pequeños, como un sitio de lanzamiento de cohetes. Nos enfocaban con sus linternas y cantábamos algunas canciones. O nos daban un jeep e íbamos por la carretera hacia el frente y donde veíamos unos soldados esperando un helicóptero o algo así cantábamos unas canciones. Se hablaba de hacer un concierto en una base aérea pero fue muy informal, y claro, muy intenso”.

Cohen escribió la versión original de su éxito “Lover, Lover, Lover” durante uno de estos espectáculos, y la experiencia inspiró otras canciones como “Field Commander Cohen”, “There is a War” y “Who by Fire”.

El último concierto de Cohen en Israel fue en 2009, cuando tenía alrededor de 70 años. Entonces, concluyó su actuación otorgando la tradicional bendición sacerdotal (birkat Cohanim) a la audiencia.

SIMON LE BON

El vocalista de la banda “Duran Duran” fue una vez un joven que quería salir de Inglaterra y tomarse un tiempo libre. Entonces, en 1979, se unió al kibutz Gvulot, un pequeño asentamiento en el Néguev, cerca de Beersheva.
“Fue para conseguir un poco de sol, pero obtuve mucho más que eso”, reveló.

Simon Le Bon en 1987, ocho años despupes de haber sido voluntario en un kibutz de Israel.

Cada día trabajaba en los campos de naranjos. Había comenzado con lo básico: podaba los árboles y veía que estuvieran bien. A los pocos meses ya estaba haciendo una “cirugía menor” injertando las ramas de árboles frutales en otros con diferentes raíces.
Sin embargo, su trabajo no estuvo exento de percances. Un día, mientras podaba, fue atrapado y tirado por una cosechadora hidráulica. Quedó a unos pocos centímetros de su motosierra aún activa pero afortunadamente salió ileso.

Después de su año sabático, regresó a Inglaterra para estudiar en la Universidad de Birmingham. Dos años más tarde conoció a la banda Duran Duran, y su primer disco, que tenía un tema llamado Tel Aviv, les hizo un lugar en la historia.

POLÍTICA Y REALEZA

BORIS JOHNSON

Mucho antes de convertirse en el actual primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson fue un joven intelectual e introvertido que quería ver el mundo y tomarse un tiempo libre. Así fue que viajó a Israel para viajar como mochilero.

Boris Johnson como mochilero en Israel. Foto cortesía

Durante ese periplo paró en el kibutz Kfar Hanass, una pequeña comunidad en el norte, donde vivía su hermana. Fue allí donde Johnson trabajó (principalmente) como limpiador.

De acuerdo con Alec Collins, su “padre” en el kibutz, el político inglés “colgaba la ropa ya que ese era su trabajo la mayor parte del tiempo”.
Collins añadió que Johnson no se fue de allí porque se sintiera incómodo, sino que “era un hombre muy motivado que quería ver lo que había en la tierra de Israel pero no desde un solo lugar”.

PRÍNCIPE PHILIP

En octubre de 1994, el príncipe Philip se convirtió en el primer miembro de la realeza británica en visitar Tierra Santa. Junto a su hermana, la Princesa Sofía, asistieron a una ceremonia en el Centro Mundial para el Recuerdo del Holocausto Yad Vashem en la que se reconoció a su madre, la Princesa Alicia, como una de las Justas entre las Naciones por salvar a tres miembros de una familia judía durante la invasión nazi en Grecia.

El príncipe Philip plantó un arce en memoria de su madre, la princesa Alicia. Foto: Beni Birk, cortesía de la Colección Dan Hadani, Colección Nacional de Fotografía de la Familia Pritzker, Biblioteca Nacional de Israel

Ese día, el duque de Edimburgo plantó un arce durante la ceremonia en honor de su madre y luego visitó el cementerio del Monte de los Olivos en Jerusalén, donde está enterrada la Princesa Alicia.
También colocó una ofrenda floral en el cementerio de guerra de Ramle durante un servicio conmemorativo para las tropas británicas que perdieron la vida en las dos guerras mundiales.

EMPRESAS Y MODELOS

HELENA RUBINSTEIN (1872-1965)

Nacida en Polonia como Chaja (Jaia) Rubinstein, Helena fue una mujer curiosa que, al igual que Israel, luchó contra su difícil realidad una y otra vez.
Ya sea en la fuga de un matrimonio arreglado en su tierra natal o en la fundación de una empresa internacional de cosméticos.

Si la jutzpá fuera una persona, esta sería Helena Rubinstein. Cuando ningún banco quería hacer tratos con una mujer, ella consiguió financiación vendiendo hierbas importadas de las “montañas de los Cárpatos” y consiguió lo suficiente para abrir negocios en Sídney, Londres, París y EEUU.

Helena Rubinstein cortó la cinta en la inauguración de una galería de arte en su nombre en el Museo de Tel Aviv. enero de 1959. Foto: Fritz Cohn/GPO

En gran medida, Rubinstein contribuyó con instituciones creativas como la Fundación Cultural América-Israel, de la cual fue miembro honorario de la junta directiva. También se destacó en el Programa de Becas de Artes y Música, donando hasta 16 subvenciones en un año.

De todos modos, ninguno de esos hechos remarcables se compara a su mayor donación: a mediados de enero de 1959 y junto con destacados artistas israelíes, Rubinstein inauguró el Pabellón de Arte Contemporáneo que lleva su nombre.