A los israelíes les gusta el café de una manera muy particular. Tan particular que incluso el gigante Starbucks tuvo que cerrar después de una breve y fallida carrera en Tierra Santa. Debido a que una buena taza de café merece siempre un rico bocado a su lado, preparamos una lista de los locales que vale la pena visitar.

1. Café Kadosh

Café y pastelería en el Café Kadosh. Foto: Anatoly Michaello.

Quizás sea el mejor café de Jerusalén. El Café Kadosh deleitado a locales y visitantes por igual con su pastelería única. A la vista de todos, su enorme vitrina muestra una generosa variedad de postres y productos de pastelería que incluye croissants, tartas de frutas y deliciosos pasteles. Kadosh también ofrece desayunos, sándwiches, ensaladas y pastas.

Café Kadosh (Kosher), Queen Shlomziyon 6, Jerusalén.

2. Café Bezalel

Bezalel se ha consolidado a lo largo de los años como la cafetería elegida por los jóvenes y modernos de Jerusalén. Ubicado en una agradable calle peatonal, justo al lado del centro de la ciudad, cuenta con un gran espacio al aire libre que siempre está lleno de personas que disfrutan de una taza de café con amigos. El interior es más pequeño y suele acoger a los silenciosos que trabajan en sus computadoras portátiles.

El café aquí es realmente excelente, al igual que la pequeña selección de pasteles y tartas que lo acompañan. Un verdadero punto alto es el menú de desayuno, que se ofrece durante todo el día.

Café Bezalel (No kosher), Bezalel 8, Jerusalén.

3. Restaurante King’s Garden (hotel King David)

Para los que buscan lujo y elegancia, el hotel King David es el lugar. El ambiente en este mítico hotel, que supo alojar a reyes, príncipes, presidentes y celebridades de todo el mundo, encarna a la perfección la opulencia de la vieja escuela: mucho mármol, muebles y cubiertos de categoría. Esto, junto a su elegante público, hacen del restaurante King’s Garden (con su vista de la Ciudad Vieja), el lugar perfecto para disfrutar de un café o una comida ligera.

Restaurante King’s Garden (Kosher), King David 23, Jerusalén.

4. Roasters

Roasters, en el Mercado Majané Yehuda. Foto: cortesía

Roasters, un clásico del “shuk” Majané Yehuda, es el punto de encuentro para los verdaderos conocedores del café. Los granos traídos de Kenia, Colombia o Guatemala se mezclan y se tuestan en el lugar, por lo que el café siempre se sirve fresco y delicioso. Para acompañarlo, Roasters se destaca con su excelente pastelería casera, que lleva la firma del famoso patissier local David Laor.

Roasters, HaAfarsek 20, Jerusalén. Kosher.

5. Tmol Shilshom

Detalles de Tmol Shilshom. Foto: Dan Goldberg

Un verdadero buque insignia de Jerusalén. Desde su apertura a principios de los años noventa, Tmol Shilshom se destaca por su excelente café, elegantes bebidas y un extenso menú de productos lácteos. Ubicada en un edificio de piedra del siglo XIX en un pequeño y pintoresco callejón, esta cafetería repleta de libros organiza de forma regular eventos culturales, lecturas abiertas, noches de poesía y más.

Si bien aquí el café más simple es excelente (¡de lo contrario, no estaría en esta lista!), son las otras bebidas calientes del menú las que merecen un premio especial. Te recomendamos probar sus chocolates calientes y bebidas chai, que incluyen crema batida, barras de chocolate y crema de leche.

Tmol Shilshom (Kosher), Yo’el Moshe Salomon 5, Jerusalén..

6. Café Shalva

Disfruta tu café en entorno inclusivo. El Café Shalva emplea a personas con discapacidades en todas las posiciones y eso lo distingue por sobre otros sitios. Está ubicado en el Centro Nacional Shalva, hogar de una ONG que apoya a las personas con discapacidades y sus familias en Israel, y ofrece pasantías y oportunidades de empleo para adultos jóvenes con capacidades diferentes.

Café Shalva (Kosher), Centro Nacional Shalva. Camino Shalva 1, Jerusalén.

7. Café Vienés (Hospicio austriaco)

Café y pastel en el Hospicio Austríaco. Foto: cortesía

La hermosa azotea del Hospicio austríaco ofrece una de las mejores vistas de la Ciudad Vieja de Jerusalén, pero lo que es realmente esencial en la visita a este lugar mágico es probar su strudel de manzana y el café vienés.
El hospicio fue construido a fines del siglo XIX como una casa de huéspedes para peregrinos de Austria. Hoy, sentarse a tomar una merienda al mejor estilo europeo mientras suenan las llamadas a la oración de las mezquitas de la zona, es una experiencia muy recomendable.

Interior del café, en el histórico Hospicio austríaco de Jerusalén. Foto: cortesía

Café Vienés del Hospicio austríaco (No kosher), Via Dolorosa 37, Jerusalén.

8. The Coffee Mill

Foto: cortesía de “The Coffee Mill”

Ubicado en la pintoresca Colonia Alemana de Jerusalén, The Coffee Mill (“El molino de café”) es un clásico para los verdaderos amantes del café. La pequeña cafetería está decorada con cajas que contienen granos de café de todo el mundo, que se pueden probar en el lugar o ser llevados a casa.
El menú ofrece desayunos, ensaladas y sándwiches junto con una deliciosa selección de tartas y pasteles caseros.

The Coffee Mill (Kosher) Emek Refaim 23, Jerusalén.

9. Power Coffee Works

Otro sitio obligatorio para los amantes del café es Power Coffee Works (“El café fuerte funciona”), justo al lado del mercado Majané Yehuda. Es un excelente lugar para disfrutar de una taza de café o llevar a casa algunos granos ​​de calidad. Su extenso menú ofrece bebidas frías y calientes de primera categoría, así como el prometedor “Dirty Hippy” (espresso, chai y un chorrito de miel). Además hay una selección de batidos.
El café se tuesta cada día y se muele por taza. La decoración punk refresca el espíritu… ¡y también se sirven donuts! No te lo querrás perder.

Power Coffee Works, (Kosher) Agrippas 111, Jerusalén.