Cuando se considera la vida en la Tierra, esta cifra lo hará pensar: los 7.600 millones de humanos que viven en ella representan sólo una minúscula cantidad en comparación con los árboles, las bacterias e incluso los virus, según los resultados de un estudio de todas formas de vida.

A pesar de representar un mero 0,01% de todos los seres vivos, la humanidad es la causante de la desaparición del 83% de todos los mamíferos silvestres y de la mitad de las plantas, según el estudio.

El estudio, realizado por científicos del Instituto Weizmann de Ciencia de Israel y el Instituto de Tecnología de California, en Pasadena, es el primero de la biomasa total que de las diferentes formas de vida en la Tierra y del impacto de la humanidad en toda ella. Muchas de las conclusiones sugieren que gran parte de lo que creemos que sabemos sobre el tema se basa en suposiciones, investigaciones obsoletas o cifras incompletas.

La biomasa se define como “la materia total de los seres que viven en un lugar determinado, expresada en peso por unidad de área o de volumen”.

“Sabemos que los humanos tienen influencia sobre la biosfera, pero ahora podemos comenzar a meternos de lleno en las verdaderas cifras y medir el impacto que tenemos”, dijo el profesor Ron Milo, del Instituto Weizmann, director del estudio.

Según el estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, el 96% de todos los mamíferos en la Tierra consiste de ganado y humanos, mientras que sólo el 4% son animales silvestres. Del mismo modo, las aves de corral constituyen el 70% de todas las aves del planeta, mientras que sólo el 30% son silvestres.

“Es bastante asombroso”, dijo Milo. “En los documentales de vida salvaje, vemos bandadas de aves, de todo tipo y en grandes cantidades, y luego, cuando hicimos el análisis, descubrimos que el número de aves domesticadas es mucho más grande”.

Para comparar la biomasa de las diversas formas de vida, que incluyen bacterias, plancton, termitas, árboles, animales y humanos, los científicos evaluaron las unidades de carbono de cada grupo, medidas en gigatoneladas.

Descubrieron que las plantas son el organismo que predomina en la Tierra, que supera a los humanos en una relación de 7.500 a 1 y constituyen más del 80% de la biomasa del mundo. Las bacterias, otra forma de vida importante, representa el 13% del total. Todos las demás seres vivos, insectos, hongos, peces y animales, suman sólo el 5% de esa biomasa.

Aunque las cifras no son necesariamente exactas, evaluar datos relativos permite obtener “un panorama general de la biomasa”, dijeron los autores del estudio.

Otra conclusión sorprendente es que, aunque la mayoría de la vida está en la Tierra y que la mayor parte de la superficie de ésta está cubierta por océanos, la vida marina representa apenas el 1% de la biomasa. En el caso de los mamíferos en aquellos, el impacto de la humanidad, tras tres siglos de caza de ballenas, por ejemplo, ha dejado vivos sólo una quinta parte.

“Espero que esto sirva a la gente para tener una perspectiva del papel predominante que la humanidad juega en la Tierra”, dijo Milo.

La dieta que escogemos tiene un gran impacto en los hábitos de los animales, las plantas y otros organismos, agregó.