A pesar de su tamaño, Israel tiene la suerte de tener tres mares: el Mediterráneo, el Muerto y el Rojo (el Mar de Galilea, al norte, es realmente un lago, aunque también tiene playas). ISRAEL21c ofrece aquí una selección de las diez mejores playas del país, para lo cual contó con la ayuda del veterano guía turístico Joe Yudin, de Touring Israel, y Hassan Madah, del Ministerio de Turismo.

Playa Beit Yannai (Mediterráneo)

Un surfero contempla las olas. Foto de Flash90.
Un surfero contempla las olas. Foto de Flash90.

La playa tiene el nombre del antiguo rey de Judea Alexander Yannai. El estado del río Alexander, al norte de Netanya, era lamentable hasta que un proyecto de restauración, completado en 1994, trasformó la zona en una hermosa reserva natural. El río desemboca al mar en la playa.

Prístina y apacible, es considerada por muchos israelíes como la más hermosa del país y punto ideal para kite-surfing. La Autoridad Israelí de Parques y Naturaleza ha colocado carteles cerca a la playa con información sobre la flora y fauna de los alrededores de ésta.

Se puede acampar y hay mesas para hacer picnic, restaurantes y duchas. Es accesible para visitantes en silla de ruedas. No deje de visitar el bosque de eucaliptos cercano y las ruinas.

Se cobra la entrada. Información: 09-866-6230.

Playa del Arrecife de Coral (Mar Rojo)

El mejor lugar para practicar el snorkel en Eilat es esta playa, popular entre los que practican buceo en un arrecife e ideal para toda la familia. Está ubicada en el arrecife de coral más al norte del planeta y le permite a los visitantes admirar un jardín de coral de multiples colores y los animales que lo habitan.

Alquile un equipo de snorkel, una careta, aletas y un chaleco salvavidas y sumérjase en las cálidas aguas, repletas de maravillas tropicales. Sombrillas y tumbonas, duchas de agua caliente y un quiosco completan los servicios que ofrece.

Se cobra la entrada. Información: 08-637- 6829.

Banana Beach (Mediterráneo)

Puesta de sol en la playa. Foto de Flash90.
Puesta de sol en la playa. Foto de Flash90.

 

Todo el costado occidental de Tel Aviv está lleno de playas. Banana Beach, en el extremo sur, junto a Jaffa, se ha convertido en una especie de santuario para bohemios los viernes por la tarde, donde grupos de jóvenes se reúnen al atardecer a tocar tambores, cantar y bailar en los acantilados. Es un magnífico lugar para terminar un recorrido a pie por Tel Aviv.

El resto de la semana es apacible, cuando encontrará gente asoleándose o jugando Matkot (juego de raquetas popular entre los israelíes). El café presenta películas gratis y deportes televisados por la noche, totalmente gratis.

Playa Mineral (Mar Muerto)

Puesta de sol en el Mar Muerto. Foto de Flash90.
Puesta de sol en el Mar Muerto. Foto de Flash90.

¿Quiere barro? Tendrá todo el que quiera. Aunque en muchas playas del Mar Muerto se pueden comprar bolsas de su famoso barro, que es rico en minerales, para aplicárselo por la piel, en esta playa hay un hoyo gigantesco de barro en el que incluso se puede meter. ¿Prefiere un jacuzzi natural? También hay uno, formado por pozos calientes de azufre.

Cuando se canse de flotar en las aguas del Mar Muerto, vaya a la piscina de agua dulce. En esta playa, limpia y accesible, puede alquilar una toalla o una casilla para guardar sus cosas, darse un tratamiento de salud o tumbarse en una cama de bronceado.

Tiene también un anfiteatro, una cafetería y duchas para quitarse el barro y la arena. Situada en el extremo norte del Mar Muerto, a ella se llega rápidamente desde Jerusalén. Su suelo es menos pedregoso que el de playas más al sur.

Se cobra la entrada. Información: 02-994- 4888.

Playa Dado Zamir (Mediterráneo)

Surferos en Haifa.
Surferos en Haifa.

 

Esta playa, centralmente situada, cuenta con hermosos jardines a lo largo del malecón, restaurantes, bares y cafés, estacionamiento gratuito, bancos y áreas para sentarse, una pista de baile (con espectáculos semanales y baile folclórico israelí los sábados), un anfiteatro para eventos en el verano, pistas deportivas y una piscina para niños.

El malecón se extiende desde el extremo sur hasta la parte norte de la Playa Carmel, situada junto a ella. Para los discapacitados hay estacionamiento, duchas, baños y rampas.

Información: 1-800- 305-090; 04-853-5606/5.

Playa Sironit (Mediterráneo)

Una bañista contempla la playa. Foto de Flash90.
Una bañista contempla la playa. Foto de Flash90.

 

Netanya, al norte, tiene uno de los litorales más extensos de Israel, donde hay ocho playas. Lo que hace especial a Sironit, al extremo sur de la ciudad, es el ascensor panorámico, que va desde el Paseo Rishonim, una estructura en forma de puente, a la playa en sólo 20 segundos. El viaje cuesta un shekel.

Dos espigones frente a la playa crean bahías tranquilas para nadar con seguridad casi todo el año. Sironit tiene un restaurante, un escenario y un gimnasio, entre otros servicios.

Hay tarifa de estacionamiento. Información: 1-700- 709292; 09-882-7286.

Playa Metzitzim (Mediterráneo)

Situada al norte de Tel Aviv, con vista al aeródromo de S’de Dov, solía conocerse como Playa Sheraton, por el hotel que antes estaba allí, Pero su nombre se cambió luego a metzitzim, palabra hebrea que significa “mirones”, por una famosa película del cine israelí del mismo nombre.

Atrae a jóvenes y familias por igual, y sus aguas son tranquilas y templadas, debido a una laguna artificial. Hay un restaurante y un parque de juegos infantiles. Al sur hay una sección para bañistas religiosos, que no se bañan con gente del sexo opuesto. Los días para mujeres son domingos, martes y jueves. Para los hombres, lunes, miércoles y viernes.

Playa Dor Habonim (Mediterráneo)

Situada al sur de Haifa, en una de las salidas de la Carretera 4, la playa es parte de una reserva natural costera, relativamente remota frecuentada por kibbutzniks (residentes de los kibbutz) de la zona y familias. Su nombre en hebreo significa “Generación de constructores”.

Los embarcaderos naturales de piedra, que son perfectos para que los niños se suban y se sienten en ellos, y las lagunas naturales evitan que el oleaje sea muy fuerte. Hay senderos que atraviesan las bahías, desde los cuales se pueden ver cuevas y flores silvestres.

No hay baños y no es accesible en transporte público. Pero esto es precisamente lo que la hace una de las favoritas de quienes buscan lugares apartados.

Además de los lugares para nadar, Dor Habonim es la sede de la compañía Paradive, que se especializa en paracaídismo para aficionados y con la cual puede volar acompañado de un instructor.

Arrecife de los Delfines (Mar Rojo)

El Arrecife de los Delfines. Foto cortesía de www.goisrael.com.
El Arrecife de los Delfines. Foto cortesía de www.goisrael.com.

Las playas públicas de Eilat suelen estar abarrotadas, pero si desea pagar la entrada a ésta, disfrutará de una playa tranquila donde puede relajarse bajo un parasol y ver los delfines, o incluso nadar junto a ellos siempre y cuando sea mayor de 10 años de edad.

“Se sentirá como si estuviera en Jamaica”, promete el guía Yudin.

Hay un centro para practicar buceo y snorkel, uno de fotografía submarina y un café-bar junto al mar. Para los adultos hay piscinas con música relajante.

Se cobra la entrada. Información: 08-630- 0100.

Playa del Acueducto (Mediterráneo)

La Playa del Acueducto es única por su ubicación. Foto cortesía de www.goisrael.com.
La Playa del Acueducto es única entre todas las de Israel por su ubicación. Foto cortesía de www.goisrael.com.

 

 

Esta playa es única por su ubicación: está a pocos metros de ruinas romanas de varios siglos de antigüedad.

Mientras disfruta la limpia arena blanca, maravíllese del acueducto que construyera el rey Herodes en el siglo I de esta era y que fuera ampliado en los 300 años siguientes para hacer llegar agua a Cesarea desde los manantiales de Shummi, en el Monte Carmelo, a casi diez kilómetros de distancia.

No hay restaurantes (sólo un quiosco), ni tampoco música a todo volumen o aglomeraciones de gente. Los salvavidas sólo prestan servicio en algunas partes de la playa, a la que también se conoce como Playa de los Arcos.

Entrada gratis.