Hay un día en el año en que Israel se detiene por completo.

Se trata de Yom Kipur, cuando el país baja su ritmo a cero. Durante 25 horas, las escuelas, restaurantes y negocios cierran, y las calles se vacían por completo porque no es posible conducir.

Tampoco funcionan los trenes ni los aviones.

Conocido como el Día del Perdón o la Expiación , se trata de la fecha más sagrada del calendario judío y cuando los israelíes religiosos y observantes de todo el país ayunan y oran.

Para muchas personas, las calles “abandonadas” son una oportunidad de tomarlas y es por ello que estas se convierten en un espacio de encuentro y actividad para personas de todas las edades.

Andar en bicicleta, patinar, e incluso hacer yoga son algunas de las disciplinas que los israelíes aman hacer durante ese día.

Este año, Yom Kipur comienza el miércoles 15 de septiembre y termina justo después de la puesta del sol el jueves 16.
Es un día especial como ningún otro y es completamente único en todo el mundo.

Haz clic en el video y descubre cómo se vive en Israel.