Roy G. Biv es uno de los más queridos “visitantes” a Israel en la temporada de lluvias, y ¡qué personaje tan pintoresco es!

Roy. G. Biv, por supuesto, es una fórmula que los estudiantes de habla inglesa aprenden para memorizar los colores de un arco iris: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta (en inglés, red, orange, yellow, green, blue, indigo, violet). Este fenómeno óptico y metereológico es causado por el reflejo, la refracción y la dispersión de la luz al pasar a través de gotas de lluvia en condiciones específicas.

Las construcciones de Kfar Adumim, en el Desierto de Judea, se ven pequeñas junto a este gigantesco arco iris. Foto de Daniel Santacruz.
Las viviendas de Kfar Adumim, en el Desierto de Judea, se ven pequeñas junto a este arco iris. Foto de Daniel Santacruz.

 

Los meses ideales para su formación son octubre y noviembre, y marzo y abril, según el profesor de geodinámica Pinhas Alpert, de la Universidad de Tel Aviv.

“Para que se forme un bello arco iris se necesitan dos condiciones esenciales: una es relativamente fácil —lluvia—, y la otra es más difícil: sol al mismo tiempo que llueve”, le dijo Alpert a ISRAEL21c. “Al comienzo y al final de la temporada de lluvias se presentan frecuentemente estas condiciones, lluvias esporádicas, algo que sucede en la franja subtropical donde está Israel”.

La temporada de lluvias en éste comienza en octubre y termina en abril.

Los rayos del sol alargan las sombras de estos camellos en el Mar Muerto, escena que es enmarcada por un arco iris. Foto de Yaakov Naumi/FLASH90.
Los rayos del sol alargan las sombras de estos camellos en el Mar Muerto, escena enmarcada por un arco iris. Foto de Yaakov Naumi/FLASH90.

 

Los arcos iris también dependen de otras dos condiciones a escala más pequeña —fuertes rayos de sol y gotas de agua grandes—, las cuales se dan Israel, agregó.

A un chubasco en el Desierto de Judea, el 1 de enero de este año, le siguió este arco iris. Foto de Yossi Zamir/FLASH90.
A un chubasco en el Desierto de Judea, el 1 de enero de este año, le siguió este arco iris. Foto de Yossi Zamir/FLASH90.

 

“Las gotas de agua grandes no existen normalmente en latitudes superiores debido a temperaturas más frías y abundancia de nubes, así que los arcos iris son menos comunes en Europa. Y en los trópicos no suele producirse radiación solar aunque haya gotas de agua grandes cuando llueve”, dijo Alpert, que es autor de un estudio sobre la singularidad del clima en Jerusalén publicado en la revista de la Sociedad Meteorológica Americana en 1990. Uno de los temas tratados son las gotas de agua.

Arco iris sobre Gush Etzion, al sur de Jerusalén, el 16 de noviembre de 2015. Foto de Gershon Elinson/Flash90.
Arco iris sobre Gush Etzion, al sur de Jerusalén, el 16 de noviembre de 2015. Foto de Gershon Elinson/Flash90.

Alpert asegura que es más probable ver arcos iris en las zonas que bordean las zonas desérticas de Israel, y entre Tel Aviv y Beersheva, al sur.

Arco iris en el Desierto de Judea. Foto de Yossi Zamir/FLASH90.
Arco iris en el Desierto de Judea. Foto de Yossi Zamir/FLASH90.

 

En  el caso de los arcos iris únicos, el perfil del arco se centra 42 grados sobre el horizonte. Alpert dice que a veces aparecen arcos iris dobles o triples; la intensidad de los dobles es más débil, el ángulo es diferente y los colores aparecen en el orden contrario: el rojo hacia el interior y el violeta hacia el exterior.

Arco iris doble sobre el Valle de Beit She'an, el 21 de noviembre de 2014. Foto de Doron Horowitz/FLASH90.
Arco iris doble sobre el Valle de Beit She’an, el 21 de noviembre de 2014. Foto de Doron Horowitz/FLASH90.

En  Génesis 9:14, el primer libro de la Biblia, el arco iris se describe como un símbolo de la promesa que Dios hizo a la humanidad de no destruir de nuevo el mundo con inundaciones, como ocurriera en el Diluvio Universal. Para salvarse de éste, Noé y su familia, junto con numerosas especies de animales, encontraron refugio en un arca de madera. Este año, la porción bíblica de Noé y el Diluvio, llamada en hebreo Parashat Noaj, se leyó en las sinagogas el 5 de noviembre, fecha ideal para que aparezcan arcos iris en el horizonte de Israel.

Los colores de los árboles de la reserva natural de Tel Dan, en el norte de Israel, contrastan con los del arco iris. Foto de Doron Horowitz/FLASH90.
Los colores de los árboles de la reserva natural de Tel Dan, en el norte de Israel, contrastan con los del arco iris. Foto de Doron Horowitz/FLASH90.

 

Si  ha tomado fotografías de arcos iris en Israel, envíelas a info@israel21c.org con una descripción de dónde fue tomada.

Arco iris sobre Tekoa, al sur de Jerusalén. Foto de Rebecca Kowalsky.
Arco iris sobre Tekoa, al sur de Jerusalén. Foto de Rebecca Kowalsky.