Los amantes de los electrónicos —aficionados y profesionales— tienen ahora una biblioteca en la que pueden pedir prestados dispositivos de toda clase para experimentar y poner a prueba sus ideas.

Inaugurada recientemente, está localizada en el 22 de la calle Shivtey Israel. Algunos de los aparatos que se prestan son computadoras portátiles, cámaras 3D, equipos para juegos, tabletas, y relojes y teléfonos inteligentes. Los teléfonos son para Android e iOS de marcas como Lenovo, Intel, Asus, Apple, Tag Heuer, RealSense y Edison.

El catálogo se actualizará con frecuencia.

La biblioteca le abre un mundo nuevo a los interesados en tecnología, sin importar la edad.
La biblioteca le abre un mundo nuevo a los interesados en tecnología, sin importar la edad.

La institución, que tiene también un laboratorio, cuenta con el apoyo de Intel Israel, el Gobierno, la Alcaldía y un grupo de jerosolomitanos, conocidos como Tze’irim Bamerkaz.

El laboratorio es un lugar para experimentar sin gastar dinero y “punto de partida internacional para los jóvenes e innovadores emprendedores de Jerusalén”, dijo el alcalde Nir Barkat en un comunicado.

Sus fundadores dicen que el laboratorio también estará abierto para demostraciones, talleres y conferencias.

El número de empresas tecnológicas nuevas en Jerusalén está en pleno crecimiento. En 2012 no había aceleradoras en la ciudad, según la organización Made in Jerusalem, que agrupa a emprendedores de la capital. Desde entonces se han abierto 15 centros para empresas nuevas de ese tipo y aceleradoras, según la misma organización.

La membresía anual cuesta 212 dólares y los dispositivos se prestan según la demanda.

“Estamos muy satisfechos de poder promover la tecnología y el espíritu emprendedor en Jerusalén”, dijo Shahaf Kiselstein, vicepresidente de Ingeniería de Plataformas de Intel.