Por tercer año consecutivo Haifa será la sede del festival A-sham de Comida Árabe, en el cual más de 70 chefs y expertos culinarios árabes y judíos presentarán una variedad de platos y creaciones gastronómicas inspiradas en la cocina árabe en docenas de restaurantes y bares del centro.

Se llevará a cabo entre el 13 y el 15 de diciembre y estará dirigido por el ganador de Master Chef Israel 2014, Nof Atamna-Ismaeel.

En el menú habrá platos tradicionales del Levante, varios creados especialmente para el festival, además de talleres de cocina, conferencias, y música.

“El festival conecta a personas y culturas a través de la comida”, dijo Atamna-Ismaeel. “No hay lugar en la cocina para la política, sólo para la cooperación, la colaboración y el trabajo en equipo”.

Pollo de Navidad del chef Elias Matar. Foto de Assaf Ambram.

La palabra árabe a-sham se refiere a la zona geográfica conocida como Levante, que incluye Israel, Jordania, Líbano, Siria, el sur de Turquía y el norte de la Península de Arabia.

Habrá comidas que tradicionalmente se sirven en celebraciones familiares, como matrimonios; platos de temporada; platos con ingredientes típicos de una región o pueblo; y platos con propiedades curativas.

Muchos de los platos costarán sólo 35 shekels (10 dólares). Algunos restaurantes ofrecerán variedades de humus de creación del chef, un menú con más variedad con motivo del festival e incluso comidas gourmet, que deben reservarse previamente.

A continuación, los participantes (en paréntesis algo de lo que prepararán): Osama Delal (makluba de pulpo); Salah Kurdi (empanadillas de carne kadaif); Hussam Abbas (masa shishbarak rellena de carne aromatizada y cocinada en sopa de yogur); Mayssir Abu Shehadeh (taasmiya: pescado envuelto en hierbas); Alaa Musa (kubbeh samak med: pescado con especias y bulgur); Nashaat Abbas (maschan: pescado en pan de pita, con aceite de oliva, cebolla frita y zumaque); Mo’in Halabi (sarsiso: salchichas al vino); Amos Sion (empanadas arais de pita con carne picada, concentrado de granada, tahina y tomates); y Sabina Waldman (cacerola de carne rebiaya, arroz y habas).

Misakhan, de la creación del chef Ahmed Salameh. Foto de Assaf Ambram.

Siete restaurantes del centro de la ciudad ofrecerán versiones poco conocidas de humus: con ragú de cordero y bayas silvestres; con alcachofas de Jerusalén; y con hígado de pollo con limón y azúcar moreno, cilantro y pimiento picante.