La seguridad alimentaria es una preocupación importante para nuestro planeta en rápido crecimiento. A medida que se reducen los recursos y aumenta la población, soluciones inteligentes para una mejor agricultura y almacenamiento más seguro de alimentos son esenciales.
Ningún otro país —ciertamente ninguno tan joven y diminuto como Israel— ha aportado más innovaciones en este campo.

Desde la década del 50, los israelíes han encontrado maneras no sólo milagrosas de reverdecer su desierto sino que han compartido descubrimientos a través de medios que incluyen a MASHAV, el Organismo de Israel para la Cooperación en Desarrollo Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores.

ISRAEL21c ha resaltado decenas de avances relacionados con alimentos liderados por israelíes. Aquí presentamos 12 formas cómo Israel ayuda a alimentar el mundo

1. Riego por goteo

Probablemente ningún otro avance haya sido tan significativo. Si bien el concepto de este riego existía mucho antes de la creación de Israel, lo revolucionó el ingeniero en aguas israelí Simcha Blass, que por azar descubrió que un goteo lento y balanceado permitiría un crecimiento notable. Creó tuberías que liberaban lentamente el agua donde resultaba más efectiva, y en 1965 el Kibbutz Hatzerim construyó una industria absolutamente nueva, Netafim, basada en el invento.

Así pues, esta técnica, y la de micro riego, se difundieron rápidamente por el mundo. Los modelos más nuevos se limpian solos y mantienen una velocidad de flujo uniforme, independientemente de la calidad y presión del agua.

Agricultores senegaleses aprendiendo a instalar el equipo de riego Tipa. Photo: cortesía
Agricultores senegaleses aprendiendo a instalar el equipo de riego Tipa. Photo: cortesía

Un ejemplo reciente de como este método ha tenido impacto en la provisión de alimentos en países extranjeros es Tipa, que literalmente significa “gota” en hebreo, un kit desarrollado en Israel que ha permitido a 700 familias agricultoras de Senegal recoger cosechas tres veces al año en lugar de una sola, incluso en tierra infértil.

Tipa es “un sistema simple de riego por goteo que usa la gravedad cuando no hay suministro o presión de agua en zonas rurales”, dijo a ISRAEL21c Ilan Fluss de MASHAV. La organización tiene actividades similares en Kenia, Sudáfrica, Benín y Nigeria.

2. Capullos para granos

GrainPro Cocoons, diseñado por israelíes, ofrece una forma sencilla y de bajo costo para que los agricultores africanos y asiáticos mantengan sus  frescos los granos.

Cocoon almacena las cosechas seguras. Photo por Olga Sabristova/Die Kaffee
Cocoon almacena las cosechas seguras. Photo por Olga Sabristova/Die Kaffee

Las enormes bolsas, inventadas por el consultor internacional en tecnología alimentaria Shlomo Navarro, impiden la entrada de agua y aire. Se usan en todo el mundo desarrollado, África y el Lejano Oriente, e incluso en países que no tienen relaciones diplomáticas con Israel, como Pakistán.

Hasta 50 por ciento de todas las cosechas de granos y 100% de las cosechas de legumbres se pierden por pestes y moho, dijo Navarro a ISRAEL21c. Los agricultores de subsistencia en países en desarrollo tienden a almacenar las cosechas en canastas o bolsas primitivas, que no impiden el ingreso de bichos hambrientos y micro contaminantes. El Cocoon resuelve el problema incluso bajo condiciones extremas de calor y humedad.

3. Control biológico de pestes

En el Kibbutz Sde Eliyahu, la empresa Bio-Bee cría insectos y ácaros beneficiosos para el control biológico de pestes y abejorros para la polinización natural en invernaderos y campos abiertos. Su subsidiaria, Bio-Fly vende drosófilas estériles del Mediterráneo para controlar esta peste en los frutales.

El doctor Shimon Steinberg, gerente de I&D dijo a ISRAEL21c, que el producto más vendido de la empresa es una araña anaranjada con forma de pera y 2 milímetros de largo que es una enemiga muy eficaz de la arañuela roja, una peste agrícola devastadora.

“Sesenta por ciento de las fresas de California se tratan con este ácaro predatorio de la Tierra Santa desde 1990”, dijo. En Israel, los productos Bio-Bee han permitido a los agricultores que cultivan pimientos reducir el uso de pesticidas químicos en 75 por ciento. Bio-Bee exporta ocho especies diferentes de agentes biológicos de control, más abejorros para polinización, a 32 naciones desde Japón a Chile. Bio-Fly colabora con expertos agrícolas de Jordania y Margen Izquierda de Autoridad Palestina.

4. Industria lechera

Los chinos están usando sistemas israelíes para organizar su industria lechera. Foto cortesía de AfiMilk
Los chinos están usando sistemas israelíes para organizar su industria lechera. Foto cortesía de AfiMilk

Los tambos Hof Hasharon, SAE Afikim y SCR Precise Dairy Farming producen sistemas avanzados para el manejo, monitoreo y alimentación de rodeos que se usan en tambos de todo el mundo.

SAE Afikim es una de 10 empresas israelíes involucradas en un proyecto de cinco años en Vietnam para implementar todos los aspectos de un amplio proyecto tambero de 500 millones de dólares. Es el proyecto más grande de su tipo en el mundo.

La operación incluirá 30.000 vacas en 12 mega tambos muy modernos y una planta para procesamiento de leche que producirá 300 millones de litros por año. Se espera que unos años produzca 500,000 litros por día. Entre tanto, China está enviando grupos de aprendices de capataz de tambo a Israel para aprender a aumentar la producción lechera.

5. Soluciones agrícolas a la medida 

Agricultural Knowledge On-Line (AKOL), instalada en un kibbutz, crea software exclusivo para ayudar a los productores a cultivar frutas y verduras, criar aves y vacas lecheras, gestionar viñedos y hacer aceite de oliva.

Localizado en la “nube” de IBM, el último proyecto de AKOL permite a agricultores de cualquier lugar del mundo acceder a información de expertos israelíes. Centenares de miles de agricultores pueden obtener soluciones, organizar compras de suministros en grupo y comunicarse con colegas.

El CEO, Ron Shani, comentó a ISRAEL21c que las aplicaciones de AKOL asesoran a los agricultores sobre cuándo plantar, regar y cosechar; cómo enfrentar la sequía; cómo escoger las mejores cosechas para su zona; cómo implementar procedimientos ideales para almacenamiento y control de temperatura basados en el clima; y cómo monitorear el crecimiento de pollos, ganado y fruta, entre otras ideas para manejar un establecimiento agrícola moderno y profesional.

6. Una papa mejor

Requirió casi 30 años de investigación, pero el profesor David Levy, de la Universidad Hebrea desarrolló cepas de papas que crecen en climas cálidos y secos, y que se pueden regar con agua salada.

Las papas son una de las fuentes más importantes de nutrición en el mundo, pero nunca antes crecían bien en regiones cálidas y desérticas como el Medio Oriente. Ahora los agricultores de esas regiones pueden cultivar papas como cultivo comercial.

Levy comentó a ISRAEL21c que también aspiraba a que su investigación mejorara el entendimiento entre Israel y sus vecinos al reunir científicos y funcionarios de Jordania, Egipto, Líbano y Marruecos con sus pares israelíes para compartir conocimientos y construir puentes de información.

7. Hasta la última gota de agua del aire

Tal-Ya Water Technologies desarrolló bandejas de plástico reutilizables para recoger rocío del aire, reduciendo en hasta 50 por ciento el agua que necesitan los cultivos o árboles.

Las bandejas de Tal-Ya atrapan cada gota de rocío. Foto: cortesía
Las bandejas de Tal-Ya atrapan cada gota de rocío. Foto: cortesía

Las bandejas cuadradas y dentadas, hechas de plástico no-PET reciclado y reciclable con filtros UV y un aditivo de piedra caliza, rodean cada planta o árbol. Con los cambios nocturnos de temperatura, se forma rocío en ambas superficies de la bandeja Tal-Ya, que lleva el rocío y la condensación directamente a las raíces. Si llueve, las bandejas aumentan 27 veces el efecto de cada milímetro de agua.

El inventor y CEO, Avraham Tamir, dijo a ISRAEL21c que las bandejas también bloquean el sol y por ende no crecen malezas, y protegen a las plantas de cambios extremos de temperatura.“Los agricultores necesitan mucha menos agua, y a su vez mucho menos fertilizante en la cosecha≠”, que se traduce en menos contaminación del agua subterránea.

8. Protección de las cosechas

Dos años atrás, la empresa de transferencia de tecnología de la Universidad Hebrea se unió a Makhteshim Agan, líder mundial en productos para protección de cosechas, para desarrollar y comercializar herbicidas de liberación lenta y un insecticida dirigido que no daña los insectos beneficiosos.

El mercado mundial total de herbicidas está valuado en más de 15.000 millones de dólares, de los cuales aproximadamente un cuarto se dedica a herbicidas aplicados al suelo y otros pesticidas. El abordaje israelí incorpora herbicidas en micelas o vesículas, que se absorben en minerales arcillosos con carga negativa para permitir una liberación lenta y controlada, reduciendo la lixiviación a las capas más profundas del suelo. Esto mejora la eficiencia, reduciendo las dosis necesarias.

El novedoso insecticida mata las orugas de las polillas nocturnas, un flagelo conocido de los agricultores en todo el mundo, pero a diferencia de las preparaciones comerciales habituales, tiene un efecto mínimo o inexistente sobre otras criaturas. Se pueden lograr altos niveles de control con mucho menos producto, minimizando notablemente el impacto ambiental.

9. Pesca en el desierto

La sobrepesca es una amenaza seria al suministro de alimentos, una situación grave ya que los peces son la fuente principal de proteína para centenares de millones de personas. ¿Pero qué pasaría si se pudieran criar peces virtualmente en cualquier parte, incluso en el desierto? GFA (Grow Fish Anywhere) Advanced Systems de Israel ha hecho exactamente eso.

El sistema israelí “descarga cero” elimina el problema ambiental de la piscicultura, y no depende de electricidad o proximidad a un cuerpo de agua. Microbios especialmente desarrollados purifican los subproductos de los desechos de pescado directamente en el tanque, sin necesidad de vaciado y rellenado.

La planta más grande que usa tecnología GFA, en Nueva York, produjo aproximadamente 100 toneladas de besugo, robalo y tilapia en 2010.

10. Alimento a partir de gas de efecto invernadero

La empresa israelí de tecnología limpia Seambiotic recientemente inauguró un criadero comercial de algas en China y también tiene negocios en Estados Unidos e Italia.

Las lagunas de algas generan nutracéuticos. Photo courtesy of Seambiotic
Las lagunas de algas generan nutracéuticos. Photo courtesy of Seambiotic

La gente no come algas, pero las lagunas para algas alimentadas con efluentes de centrales eléctricas conservan los productos para consumo humano porque generan 30 veces más carga de alimentación para biocombustibles que las alternativas de cosechas cultivadas en tierra.

Además, las diminutas plantas, que se alimentan de dióxido de carbono y luz solar, producen un valioso aditivo alimentario nutracéutico que es especialmente popular en el Lejano Oriente.

11. La carpa vuelve a África

Cincuenta años atrás, la carpa del Lago Victoria representaba una parte significativa de la dieta de los pobladores de Uganda. Pero cuando se introdujo la perca del Nilo en el lago, diezmó a la mayoría de los peces más pequeños, entre ellos la carpa. Los pobladores carecían del equipo y la experiencia necesarias para combatir a la enorme perca, y los niños comenzaron a presentar síntomas de deficiencia proteica.

La profesora Berta Sivan, de la Universidad Hebrea, llegó al rescate con un proyecto de varios años para ayudar a las familias. Su equipo pudo aplicar técnicas desarrolladas a lo largo de muchos años para piscicultores israelíes.

El proyecto no sólo logró desovar exitosamente carpas en piscifactorías de Uganda sino que también enseñó a cavar y llenar lagunas y criar los pequeños peces. Ahora los niños locales tienen una abundante provisión de proteína para comer con sus frutas y verduras.

12. Semillas más resistentes para mejores cosechas

Los científicos agrícolas de la Universidad Hebrea, Ilan Sela y Haim D. Rabinowitch, desarrollaron TraitUP, una tecnología de marca registrada que permite la introducción de materiales genéticos en semillas sin modificar su ADN. Éste método mejora de inmediato y con eficiencia las plantas incluso antes de sembrarlas.

La empresa de transferencia de tecnología de la Universidad, Yissum Research Development, otorgó licencia de la tecnología para tratamiento de semillas a Morflora Israel, para curar enfermedades de árboles frutales en huertos, y para el tratamiento de plantines en el vivero.

“La nueva capacidad de adquirir caracteres en pocos días en lugar de años, y ofrecer un tratamiento con resultados similares a la reproducción a todas las especies actuales, da respuesta a una necesidad no cubierta desde hace tiempo que revolucionará la agricultura moderna y tendrá un impacto significativo en los mercados de verduras y cosechas de commodities”, dijo Dotan Peleg, CEO de Morflora.