Técnicas de imagen digital y novedosos métodos tecnológicos conocidos como “desenrollo virtual” han permitido el contenido de un antiguo rollo del Mar Muerto que data de los primeros siglos de esta era.

El profesor Brent Seales y un equipo de la Universidad de Kentucky, donde enseña y dirige el Departamento de Ciencias Informáticas, dicen que el texto escrito en el rollo es la copia más antigua de Levítico, uno de los libros del Pentateuco, jamás encontrada. Es el primero en ser desenrollado e identificado sin métodos invasivos; fue escrito a tinta y está severamente dañado. Se le conoce como “rollo de Ein Gedi,” pues fue hallado en ese lugar, cerca del Mar Muerto, en Israel.

“Este trabajo abre una nueva ventana a través de la que podemos mirar atrás en el tiempo al leer materiales que se creían perdidos a causa de su avanzado deterioro”, dijo Seales. “Existen otros materiales, únicos en su género e interesantes, que puedan revelar sus secretos; ahora sólo estamos comenzando a descubrir lo que esconden”.

Seales y el equipo han descubierto y restaurado los textos de cinco vueltas completas del rollo, que está escrito en piel de animal. No puede abrirse para ser inspeccionado por temor a que se desintegre por completo.

“Estamos dando a conocer todos los datos que tenemos del rollo: los escáneres, nuestros análisis geométricos, la textura final. Creemos que los científicos tendrán interés en los datos y el proceso de obtención, así como en nuestros resultados”, dijo Seales.

El software utilizado, conocido como “desenrollo virtual”, revela el texto de objetos dañados por medio del uso de datos de escaneado de alta resolución, el cual muestra la estructura interna de objetos en tercera dimensión. En el caso del rollo, lo digitalizó por partes, vio su textura, y lo “aplanó”.

En 2015, Seales y el equipo revelaron los ocho primeros versículos del rollo, que tiene al menos 1.500 años de antigüedad y está quemado en varias partes. Debido a su estado no era posible restaurarlo ni descifrar el contenido. Sin embargo, el escaneo de alta resolución y el “desenrollo virtual” le han permitido a Seales recuperar parte sustancial del texto, cuya calidad es tan buena que ahora los investigadores de la Universidad Hebrea, en Jerusalén, pueden analizar el contenido.

“Con la ayuda de la fantástica tecnología tomográfica, ahora podemos ahondar en la historia temprana del texto bíblico del rollo, que data los primeros siglos de esta era”, dijo el profesor Emanuel Tov, de la Universidad Hebrea, autor y uno de los especialistas más destacados en el estudio de las biblias hebrea y griega.

El rollo fue encontrado en 1970 durante excavaciones en la sinagoga de Ein Gedi, bajo la dirección de los profesores Dan Barag y Ehud Netzer, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea, y Yosef Porath, de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

“Descubrir texto en el rollo nos sorprendió por completo; estábamos seguros de que íbamos a oscuras, pero tecnologías avanzadas han devuelto a la vida este tesoro cultural”, dijo Pnina Shor, conservadora y directora del Proyecto de los Rollos del Mar Muerto de la Autoridad de Antigüedades de Israel. “Ahora, además de preservar los rollos para las generaciones futuras, podemos dejar como legado parte de la Biblia de una sinagoga de hace 1.500 años”.