Roy Golombick había estacionado su coche en un centro comercial para comprarle flores a su mujer. Veinte minutos más tarde, cuando volvió al auto, se encontró con una imagen desoladora: “Todo el lateral de mi puerta estaba, básicamente, dentro del vehículo. Alguien había chocado mi auto y se había marchado.”

Esta experiencia tan desafortunada hizo pensar a Golombick: “Con tantas cámaras que hay en la actualidad, que capturan todo lo que hacemos en público, puede que alguna haya grabado el accidente y me ayude a encontrar al culpable”.

No había ninguna cámara en el aparcamiento cerca del coche. “Pero ¿y las cámaras portátiles de los automóviles?”, se preguntó Golombick. Estas se han vuelto cada vez más populares y hay dispositivos baratos que graban todo lo que pasa delante del auto mientras está en marcha.

Golombick comenzó a investigar este tipo de cámaras. “Se convirtió en una pasión”, le contó a ISRAEL21c. Finalmente, la obsesión de Golombick se convirtió en Comroads, una nueva aplicación que se acaba de lanzar para dispositivos Android (y en versión de prueba para iOS).

Las imágenes de las cámaras portátiles y la aplicación con rápido acceso a grabaciones de la cámara ayudan a los conductores. Foto: cortesía.
Las imágenes de las cámaras portátiles y la aplicación con rápido acceso a grabaciones de la cámara ayudan a los conductores. Foto: cortesía.

Si el usuario cuenta con una cámara portátil en el coche, Comroads se conectará a través de WiFi, permitiendo el rápido acceso a las grabaciones de la cámara. La aplicación encuentra las imágenes deseadas gracias a las coordenadas que obtiene del GPS. Para hallar las grabaciones de un hecho en una localización particular, basta con señalarla en el mapa y Comroads encontrará el segmento correcto.

Esto hubiera ayudado a Golombick, ya que su coche no estaba en movimiento al momento del accidente. La parte social de la aplicación está incorporada al nombre: el “com” de Comroads corresponde a comunidad. Cuando se localiza un lugar en el mapa de Comroads, se envía una petición a otro usuario de la aplicación que haya estado en la localización deseada en el momento del accidente para comprobar si tiene imágenes de lo ocurrido.
Lo único que tienen que hacer los usuarios es localizar el lugar del hecho en el mapa. Comroads procesa la petición y da respuesta con las imágenes (en el caso de localizarlas). Todo el proceso es anónimo. “No es necesario verificar el correo electrónico para instalarlo”, explicó Golombick.

Si la idea es no compartir los vídeos, Comroads se puede utilizar también sin inconvenientes. Pero, eso sí, no se podrá hacer ninguna petición a otro usuario en caso de accidentes.

Roy Golombick, fundador y jefe ejecutivo de Comroads. Foto: cortesía.
Roy Golombick, fundador y jefe ejecutivo de Comroads. Foto: cortesía.

Es muy probable que les ahorre a los conductores algo de dinero en lo que se refiere al seguro de sus vehículos. “A las compañías de seguros les encantan estos vídeos”, comentó el desarrollador. Así, apuntó al 40 por ciento de los accidentes de tráfico en los cuales los conductores discuten sobre quién es el culpable.

“La falta de evidencias en muchos accidentes de coches cuesta a la industria de las aseguradoras miles de millones de dólares al año, incluyendo injusticias y fraudes”, analizó Golombick. En ese sentido, Comroads pretende aportar “evidencias en cualquier momento y lugar” con la utilización de las tecnologías disponibles en la carretera.”

“Las grabaciones de un tercero son siempre las mejores porque se ve lo que ha pasado desde fuera del coche”, describió el ejecutivo. Con la suficiente cantidad de cámaras portátiles en los vehículos, una compañía aseguradora puede tener una visión de 360 º de un accidente.

De acuerdo con la gran cantidad de usuarios que se encuentran con el mismo dilema, ¿qué vino antes? ¿El huevo o la gallina? Aplicaciones como Waze han generado algo de polémica: se necesita que los usuarios “predigan” las condiciones del tráfico. En ese sentido, ¿quién utilizaría la aplicación antes de que se dé una situación de atasco?

“Necesitamos redefinir el concepto de comunidad para conseguir la información y cruzar los videos entre los conductores”, explicó Roy Golombick

Comroads lanzó su versión online a principios de 2018, limitada a vídeos tomados en las carreteras que muestran negligencias al volante. Los mismos han sido subidos por diferentes usuarios.
La compañía Israelí ya tiene más de 24.000 Me Gusta en Facebook, lo que indica que observar coches -en movimiento o no- parece ser un pasatiempo apasionante.

“Queremos que la gente empiece a utilizar la aplicación para que podamos construir un sistema para compartir videos”, explicó Golombick. Y reforzó: “Necesitamos redefinir el concepto de comunidad para conseguir la información y cruzar los videos entre los conductores.”

Golombick comentó que para establecer Comroads en el Reino Unido (donde cerca del 15% de los conductores cuenta con cámaras portátiles en sus vehículos) e Israel, utilizará 800.000 dólares del capital inicial.

Galería de vídeos de cámaras portátiles de Comroads. Foto: cortesía.
Galería de vídeos de cámaras portátiles de Comroads. Foto: cortesía.

Comroads brinda apoyo a dos grandes empresas de repuestos de automóviles, Yi y Viofo. Además de ellas, Golombick está en contacto con fabricantes de software para integrar el sistema en las cámaras portátiles de los coches desde el principio. Las alianzas y asociaciones son la clave para generar ingresos ya que la aplicación es gratuita.

Todo parece ir en favor de la compañía. Es que poco tiempo atrás, Tesla anunció una nueva actualización de software que permite utilizar como cámaras portátiles a las cámaras traseras.

Comroads es aún pequeña. Tiene apenas cuatro empleados en su oficina en la Universidad Hebrea de Jerusalén y esto se debe a que el capital inicial proviene de VLX Ventures, ubicada en el campus Givat Ram de esa institución académica.