Todo el mundo celebra Yom Kippur, o Día del Perdón, a su manera. Esta singular fiesta, en la cual el tráfico en las carreteras, las vías ferroviarias e incluso en los cielos de Israel se suspende por un día, el país disfruta silencio y tranquilidad.

Aunque muchos ayunan, como es tradicional, otros le sacan gusto a las vías vacías montando en bicicleta, monopatines o motonetas.

En Tel Aviv, dos mujeres decidieron celebrar la fiesta de una forma diferente y tuvieron una sesión de yoga en medio de una calle vacía.

En otra parte del país, los israelíes escribieron su propio mensaje para la fiesta con la ayuda de una compañía de discos, Joy Records.

Yom kippur peace
Joy Records y sus amigos enviaron un mensaje de paz en las carreteras vacías. Foto: Shlomi Levi

Temas relacionados: Israel en foco, yoga, Yom Kippur