Durante su luna de miel en Filipinas, el israelí Noam Toister y su mujer se enfrentaron al desafío de llegar hasta uno de los Patrimonios de la Humanidad en el norte del país.

“Tomamos un taxi a la estación de autobuses para que allí nos dijeran que no había espacio en el transporte público para ese día”, comentó Toister, un empresario de alta tecnología que fue jefe ejecutivo de la empresa de telecomunicaciones VerData durante cinco años, a ISRAEL21c.

Para él, además de las complicaciones logísticas, fue “frustrante no poder reservar  los billetes con antelación”.

El 95% del transporte en países en vías de desarrollo se vende en las boleterías y no por Internet, principalmente debido a una falta de infraestructura digital y recursos. Los medios de traslado terrestre en el extranjero son uno de los puntos que más preocupa a los viajeros. “Me pregunté: si los viajeros pueden reservar sus billetes de avión, el alojamiento y las excursiones, ¿por qué no el transporte terrestre?”, explicó Toister, que cuando regresó a Israel se contactó con agentes de viajes locales en Filipinas para crear una página web para la venta de tickets en línea. Durante la primera semana, se vendieron cientos de billetes.

La iniciativo tuvo el mismo éxito en el mercado vietnamita. “Vi que estábamos creando un punto de inflexión en el mercado”, asegura Toister.

A principios de 2017, él y Jonatán Bensaid, co-fundador y jefe ejecutivo de Bookaway, lanzaron un sistema en línea que ayuda a los viajeros a reservar sus transportes terrestres en países en vías de desarrollo.

“Tenemos cientos de miles de reservas de usuarios a través de la página web y esperamos alcanzar el millón de usuarios antes del próximo año” – Noam Toister (Bookaway)

Al ofrecer opciones de autobús, tren o ferri, la lista de proveedores facilita las reservas de billetes entre ciudades de 18 países en vías de desarrollo. En total suman 2.000 líneas de transporte.

La empresa ha contado hasta ahora con un capital inicial de un millón de dólares. Con un equipo de 12 personas en Tel Aviv, Bookaway ha contratado a dos grandes ejecutivos procedentes de la empresa B2B Hotelbeds. Además cuenta con siete empleados en territorios internacionales.

“Tenemos cientos de miles de reservas de usuarios a través de la página web y esperamos alcanzar el millón de usuarios antes del próximo año”, afirmó Toister.

Si bien en la actualidad Bookaway opera principalmente en el mercado asiático así como en algunos países europeos, la empresa tiene proyectos para América Latina. “Esa región tiene un enorme potencial para nosotros ya que representa casi el 25% de nuestro mercado objetivo. Esta es una de nuestras metas de cara a una futura expansión”, analizó Toister. Las opciones de transporte terrestre están actualmente disponibles en México y Bolivia y pronto en Perú.

La página web es sencilla y está disponible en español y otros idiomas. Allí se les permite a los usuarios escoger “Desde” y “Hacia” de acuerdo con destinos, fechas y número de pasajeros.

El sistema de búsqueda encuentra las rutas más rápidas para llevar a los usuarios del punto A al B sin inconvenientes. Los billetes se envían por correo electrónico para una preimpresión o con un código único para escaneo. Pronto, los viajeros podrán reservar a través de una aplicación que sería lanzada a principios de 2019.

“La mayor parte de nuestro éxito se basa en la simplicidad y las ventajas en el sistema de reserva, Ofrecemos el precio de manera transparente y cada mes se añaden nuevas rutas. Lo más importante es que ningún otro proveedor trabaja dentro de nuestro mercado específico”, dice Toister.

Además de la reserva de transporte terrestre, Bookaway ofrece contenido esencial para el viajero como horarios, información sobre servicios de a bordo, imágenes de los vehículos y opiniones de otros usuarios.

“Nuestro sistema en línea de asistencia al cliente es 24/7 y está disponible para proporcionar una respuesta inmediata vía chat, correo electrónico y teléfono para que los usuarios evacuen cualquier duda sobre las reservas”, explicó Toister. Y añadió: “Se trata de una herramienta clave ya que nos comunicamos de forma directa con los proveedores para solucionar cualquier problema y evitar imprevistos entre los viajeros durante sus vacaciones”.

La mayor parte de los usuarios de Bookaway son millennials procedentes de mercados europeos y norteamericanos, de acuerdo con un muestreo demográfico del crecimiento del gasto en viajes en dólares de American Express Business Insights.

Es más, como la economía de experiencias mantiene su crecimiento, países como Vietnam e Indonesia siguen registrando excursiones anuales.

“Nuestro mercado potencial está estimado en 41 mil millones de dólares. Esto incluye a personas nacidas en el ‘baby boom’. Es una población que genera un gran número de reservas”, comentó el directivo de Bookaway.

La empresa está trabajando para llegar a nuevos destinos y aumentar así la lista de proveedores locales. “Todo se basa en ofrecer a la gente nuevos destinos con la facilidad y la inmediatez de la reserva del transporte terrestre en todo el mundo”, concluyó Toister.

Para más información, clic aquí.