El primera base de los Angelinos de Los Ángeles Albert Pujols y su esposa, Deidre, visitaron el nuevo Centro Nacional Infantil Shalva, en Jerusalén recientemente. La instalación, la más grande de este tipo en el mundo, fue construida a un costo de 55 millones de dólares.

Shalva-Asociación Israelí para el Cuidado y la Inclusión de Personas con Discapacidad es reconocida ofrecer servicios de las más alta calidad a miles de familias de niños con necesidades especiales.

La hija mayor de los Pujols, Isabella, tiene síndrome de Down. Desde 2005, la Fundación de la Familia Pujols ha estado ofreciendo una amplia gama de actividades para niños con necesidades especiales en cinco ciudades de Estados Unidos.

“Me siento afortunado de que ella me haya enseñado a ayudar a personas con discapacidades para que así puedan desarrollar todo su potencial en la vida y aporten a la sociedad”, dijo Pujols, que nació en la República Dominicana. “Estoy agradecido por la oportunidad de visitar Shalva y ver lo que se hace en Israel para ayudar niños con discapacidades, y he quedado impresionado con las instalaciones, que no existen en ningún otro lugar”.

“Hemos tenido el privilegio de recibir a Albert y Deidre Pujols, quienes hacen tanto en todo el mundo por las personas con discapacidades”, dijo Avi Samuels, director de Shalva. “Albert nos aseguró que ésta no será su única visita a Shalva, sino que será el comienzo de una larga amistad, en la que colaboraremos juntos en un futuro cercano para hacer grandes cosas para las personas con necesidades especiales de todas las edades. En Shalva estamos entusiasmados por forjar esta relación tan importante con Albert, Deidre y su valiosa fundación”.