Desde 1987 y tras un accidente de helicóptero, el ex piloto de la Fuerza Aérea de Israel Yuval Wagner se moviliza en silla de ruedas. Durante años, su discapacidad lo alejó de su familia y de disfrutar de muchos de los parques de Israel.

Durante los últimos 10 años, la legislación nacional se ha adaptado para hacer caminos accesibles para todos en parques y bosques de Israel. Y Wagner quiere que la gente sepa de ello.

“Tenemos amigos en todo el mundo que no conocían la accesibilidad de los parques israelíes y es por ello que no venían al país desde hace años. Eso hasta que les contamos que Israel es uno de los países en el mundo con mayor accesibilidad a la naturaleza”, explicó Wagner, presidente de Access Israel, una empresa sin fines de lucro en defensa y concientización de la accesibilidad fundada en 1999.

Yuval Wagner, presidente de Access Israel, disfruta de un paseo por la naturaleza. Foto: cortesía

Las instalaciones de mayor accesibilidad se han instalado en aproximadamente 70 parques nacionales, sitios arqueológicos y lugares que son patrimonio de la humanidad y que están administrados por la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel (INPA), así como en 300 bosques controlados por Keren Kayemet LeIsrael-Fondo Nacional Judío (KKL-JNF).

Ruinas arqueológicas accesibles en el bosque Biriya en Israel. Foto: cortesía de KKL-JNF

La accesibilidad cubre todos los aspectos, desde el parking hasta los caminos, servicios y zonas habilitadas para picnic. Algunos parques tienen localización por voz y marcadores en braille para la gente con discapacidad visual, y zonas de juego adaptadas así como instalaciones deportivas.

Mesa de picnic accesible en Kfar Kama, Baja Galilea. Foto: cortesía de Oren Less/Accessibility Solutions

Algunas de las adaptaciones más ambiciosas se dieron lugar antes de que la Ley de Accesibilidad entrara en vigor en 2008, según afirmó Zeev Margalit, director de Conservación y Desarrollo de la INPA.

“Los primeros dos lugares adaptados para personas con discapacidad han sido Masada y Tel Dan hace 20 años. Se trató de un real desafío”, aseguró Margalit.

Masada, nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, es la cumbre donde cuenta la leyenda que los rebeldes judíos lucharon contra al ejército romano en el siglo I y luego se suicidaron en masa para no ser capturados.

“Cuando terminamos la adaptación de Masada en 2000, un grupo de 50 minusválidos subió a la cima en teleférico. Fue muy emocionante. Hubo muchas lágrimas”, narró Margalit, que recordó que uno de los participantes le escribió con la idea que luego pudo materializar.

Ahora, cada nueva adaptación a un sitio de la INPA está planificada y coordinada por un profesional de accesibilidad.

Mesa de picnic accesible en Kfar Kama, Baja Galilea. Foto: cortesía de Oren Less/Accessibility Solutions

Bosques accesibles

En conmemoración del 70 aniversario de Israel en 2018, el KKL-JNF completó su plan para mejorar la accesibilidad de diferentes localizaciones.

“La organización ha invertido grandes recursos para hacer accesibles a minusválidos diferentes lugares del país. Para que ellos puedan ahora visitar y disfrutar de bosques, parques y espacios abiertos en todo Israel”, explicó Merav Davidian, directora de Accesibilidad del KKL-JNF.

Estacionamiento accesible en el observatorio del bosque Yatir. Foto: cortesía de KKL-JNF

Durante el Día Internacional de Personas con Discapacidad el 3 de diciembre pasado, más de 1.000 personas visitaron cuatro sitios de KKL-JNF donde se organizaron diferentes actividades:  el Parque del Lago Hula en el norte, los bosques de Ilanot y Ben Shemen en el centro y Beit Eshel en el sur.

“Hace 20 o 30 años, esto no hubiera sido posible. Hoy los parques son más accesibles. Se puede aparcar con facilidad, dar un paseo corto y disfrutar” – Yuval Wagner

En el Parque del Lago Hula, que recibió el Premio de Accesibilidad de Israel en 2016, cerca de 400 personas discapacitadas recorrieron el sitio en tractores y disfrutaron de ver aves y la fauna alrededor del lugar.

“El camino que une los puntos de vigilancia es accesible para minusválidos a través de rutas por audio, columnas de asistencia para personas con baja visión conectadas a una pulsera y una aplicación que activa la audio-guía informativa”, describió Davidian.

Por su parte, Wagner aseguró: “Hace 20 o 30 años, esto no hubiera sido posible. Hoy los parques son más accesibles. Se puede aparcar con facilidad, dar un paseo corto y disfrutar. La accesibilidad también abrió las puertas a familias de minusválidos. Si antes yo no podía ir, mi familia tampoco. Ahora podemos todos”.

Para más información sobre rutas accesibles en Israel, clic aquí.