La firma Frutarom Industries, con sede en Herzliya, que está entre las diez compañías más grandes del mundo en la industria de los saborizantes e ingredientes naturales, acaba de adquirir el 75% de las acciones de la empresa mexicana Grupo Piasa por unos 405 millones de pesos mexicanos (20,5 millones de dólares). Piasa es el líder en ese mercado en México.

Frutarom también comprará la principal planta de producción de Piasa y su sede central en Monterrey, estado de Nuevo León. Sus ventas anuales para el período que terminó este pasado septiembre sumaron 800 millones de pesos (unos 45 millones de dólares) tras alcanzar un crecimiento anual promedio del 8% durante los últimos cinco años.

Fundada en 1996, Piasa produce condimentos, mezclas de especias, salsas, marinados, productos a base de chile, ingredientes funcionales para la carne procesada y componentes vegetales para las industrias cárnica y de refrigerios, además del sector hostelero de México. Tiene tres plantas de producción y unos 300 empleados.

Se calcula que el sector de alimentos y bebidas en el país es de 90.000 millones de dólares, con una tasa de crecimiento anual de más del 5%.

Esta es la primera compra de Frutarom en México y la quinta en dicho sector en Latinoamérica. En 2012 adquirió la compañía brasileña Mylner, seguida de la guatemalteca Aroma, en 2013, y de la peruana Montana, en 2014. En octubre de este año compró otra firma brasilera, Nardi Aromas.

Frutarom tiene centros de producción y desarrollo en todos los continentes, y vende más de 52.000 productos a más de 29.000 consumidores en 150 países. Tiene más de 4.500 empleados en todo el mundo y durante las últimas dos décadas ha comprado otras compañías a paso acelerado. La compra de Piasa es la octava de Frutarom en lo corrido de este año.

“Esta es una adquisición estratégica importante que le da a Frutarom acceso el mercado mexicano, uno de los más importantes de América Latina y entre los más importantes y de más rápido crecimiento en el mundo”, dijo el presidente y director ejecutivo del Grupo Frutarom, Ori Yehudai. “Continuaremos trabajando para expandir nuestra actividad en América Latina y en otros mercados emergentes, en los que están centrados nuestros motores de crecimiento”.