Daniella Zakon se horrorizó cuando supo que la industria textil ocupa el segundo lugar después de la petrolera como fuente de contaminación medioambiental y que muchos trabajadores de aquella son explotados y mal pagados.

Pero cuando buscó ropa en Internet manufacturada con materiales naturales y con métodos de fabricación sostenibles y condiciones de trabajo justas, descubrió que no había ninguna plataforma que tuviera en cuenta a los muchos minoristas pequeños de la industria textil.

Con la ayuda de un amigo que, como ella, había inmigrado de Texas a Israel, Zakon fundó el portal de comercio electrónico Marrakech con el fin de darlos a conocer y donde se sintieran tratados con condiciones justas.

“Marrakesh es como Etsy, pero para productos sostenibles y éticos de todo el mundo”, explicó Zakon. “Estamos dando voz a productos que duren con el tiempo y que sabemos quién los hace, incluidos zapatos mexicanos elaborados a mano y ‘piel’ de piña de Filipinas. Estamos llamando a personas de todos los rincones del mundo para que se unan y permitan que los consumidores se expresen con su dinero”.

Zakon, de 27 años, comenzó una maestría en estudios ambientales y negocios en la Universidad de Tel Aviv en 2016, después de haber trabajado durante varios unos años en la ecología de los arrecifes de coral.

“Estaba frustrada por tener que arreglar problemas y me pareció que sería mejor si estos no ocurrieran del todo”, dijo a ISRAEL21c. “Cuando me enteré de que la moda es la segunda industria más contaminante, me di cuenta de que sería un buen punto de partida”.

Durante su investigación encontró que en la industria textil la explotación laboral es común y causa más del 20% de la contaminación del agua en el planeta. Por ejemplo, para la producción de textiles se usan unos 8.000 productos químicos, y el 10% de todos los pesticidas que se aplican se usan para cultivar algodón.

Marrakesh Eco-Fashion Marketplace

Did you know?

Posted by Join Marrakesh on Tuesday, 25 July 2017

Reconociendo el problema, la compañía Levi Strauss anunció recientemente que se comprometía a reducir las emisiones en un 25%, usar un 20% de energías renovables para 2020, aumentar el porcentaje de productos fabricados con técnicas de acabado que ahorren agua y usar algodón 100% sostenible para el mismo año.

Pero pocos conocen las pequeñas empresas que están intentando cambiar las cosas.

50 marcas esperan incluir sus productos

En su búsqueda de un socio con sólida experiencia empresarial, Zakon conoció a Richard Rubinstein, de 36 años, recién llegado de Sudáfrica y con experiencia en mercadeo digital y manejo de 17 compañías de salud y tecnología nuevas.

Marrakech se incubó en la aceleradora de compañías nuevas TheHive, manejada por Gvahim, una filial de la Fundación Rashi que ayuda a nuevos inmigrantes y a israelíes que regresan a Israel a lanzar sus carreras en el país. Marrakesh ganó el primer premio de la aceleradora en el Demo Day 2017 en abril en Tel Aviv.

Zakon y Rubinstein, representando a Marrakesh, ganaron un premio en la noche de presentación de proyectos de TheHive, que se llevó a cabo en abril. Foto de Debbie Zimelman.

Zakon y Rubinstein investigaron, identificaron y se pusieron en contacto con cientos de marcas que se ajustan al perfil que buscaban. Cada firma que desee vender sus productos en el sitio debe especificar a qué aspecto ecológico o ético contribuye como, por ejemplo, si sus prácticas comerciales son equitativas o si usan textiles reciclados. Los primeros usuarios revisarán, clasificarán y valorarán los productos y marcas que ofrece el sitio.

“Más adelante encontraremos formas de poner nuestro propio sello de aprobación en todos los productos”, dijo Zakon, quien estuvo en Estados Unidos hace poco para recaudar fondos.

Entre las marcas israelíes que venden productos en el sitio están Roni Kantor, Naomi Maaravi, EcoLove, Sack Pack 22, Woodies Sunglasses y Neutra Atelier. Marrakesh recibe un porcentaje de cada venta.

“Tenemos 50 marcas que esperan incluir sus productos”, dijo Rubinstein. “Proveedores y diseñadores de México, Brasil y Argentina han mostrado interés en incorporarse. América Latina es un enorme mercado, tanto para las marcas como para los compradores”.

El sitio tiene ya cientos de usuarios registrados, la mayoría de Estados Unidos y el Reino Unido, pero también de lugares como Malta o Tailandia.

“Lo que nos distingue de las otras tiendas en línea es que todos somos parte del éxito de las marcas al compartir sus historias y aceptación”, dijo Rubinstein.

“Cuando los famosos llevan moda sostenible, deja de ser algo sólo para hippies y comienza a ser relevante para todos”, dijo Zakon.

Los artículos elaborados con productos reciclados son mejores para el medio ambiente. Foto de Lynn Counio.