Ciento setenta y seis de los mejores ciclistas del mundo llegarán a Israel el próximo año para participar en el comienzo al Giro d’Italia , carrera ciclística de varias etapas que se lleva a cabo en su mayor parte en Italia anualmente, pero cuya Gran Salida se celebra fuera del país.

En años anteriores la competencia ha arrancado en Holanda, Dinamarca, Irlanda del Norte y Bélgica. A partir del 4 de mayo de 2018, es el turno de Israel, la primera vez que una de las tres grandes vueltas (el Tour de Francia, el Giro y la Vuelta a España, conocidas también como Grand Tour en el mundo ciclístico) se realizará fuera de Europa.

Los ciclistas pasarán tres días en Israel. La primera etapa será una carrera a contrarreloj de 10 km en Jerusalén.

La segunda, de 167 km, pasará por los Jardines Bahaí, en Haifa, y luego continuará hacia Tel Aviv, Acre, Nazaret y Cesarea.

Y en la tercera, y última, de 226 km, los ciclistas irán a Beersheva, en el sur, donde pasarán por el desierto del Negev, atravesarán el cráter Ramon, y terminarán en Eilat, en el Mar Rojo.

La carrera terminará tres semanas después, el 22 de mayo, en Roma.

El hermanamiento de los sitios por donde pasan las etapas lleva un mensaje de paz y expresa “la capacidad del deporte para tender puentes entre personas, religiones y naciones”, según un comunicado de prensa de los organizadores.

El Giro, que se transmite en vivo en todo el mundo, “mostrará a cientos de millones de espectadores de casi 200 países los espectaculares paisajes de Israel, nuestros lugares turísticos y nuestro clima perfecto”, dijo el ministro de Turismo israelí, Yariv Levin.

No es la primera vez que el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, trae eventos deportivos a la capital. Los anteriores han sido la Maratón de Jerusalén y las carreras de Fórmula 1. Según él, el inicio de la competencia en Jerusalén envía un claro mensaje que dice que “la ciudad está abierta para todos”.

Se espera que miles de turistas y aficionados al ciclismo vengan a Israel a disfrutar el ambiente festivo de la carrera, que le dará a también un impulso a la creciente popularidad del deporte en el país. Israel ya cuenta con un equipo profesional, la Israel Cycling Academy, fundada en 2014 y que compite en la actualidad en el circuito UCI Continental.

Algunos de los asistentes al evento de presentación del Giro en septiembre fueron el ministro de Deportes de Italia, Luca Lotti; la ministra de Deportes y Cultura de Israel, Miri Regev; Levin y Barkat; el ciclista español Alberto Contador, ganador de la competencia dos veces; y el presidente honorario de Big Start Israel –organizadores de la Gran Salida–, Sylvan Adams, considerado como la fuerza impulsora del ciclismo israelí y por traer en evento al país.