Tel Aviv pronto tendrá una nueva torre en su  horizonte. El cuarto edificio del Centro Azrieli tendrá forma de espiral y se convertirá en el punto de referencia de esa zona de la ciudad y del complejo en sí.

Una vez completada, será la torre más alta de Israel. El proyecto dice que el edificio tendrá 91 plantas en sus 350 metros de alto y que contará con áreas comerciales, oficinas, viviendas y un hotel. En los últimos pisos habrá salas de reuniones y conferencias con vistas de 360 grados. En la azotea, un jardín y un restaurante.

Primer plano de la futura torre en espiral de Azrieli. Foto: cortesía de KPF

La excavación y la puesta de pilotes ya está en marcha. Se espera que la construcción del edificio termine en unos seis o siete años. Y se estima que el costo total del proyecto será de cerca de 650 millones de dólares.

“La arquitectura de la torre espiral refleja la audacia y la creatividad del Grupo Azrieli, que redefine el horizonte de Tel Aviv en cada nuevo proyecto”, comentó Dana Azrieli, presidenta de la corporación, durante la presentación del plan. Y añadió: “La inversión financiera muestra la gran confianza en la economía israelí y su crecimiento. Seguimos la misma estrategia que nos ha llevado a construir en el país por 30 años”.

Render de la arquitectura de la torre espiral de  Azrieli. Foto: cortesía de KPF

El proyecto fue diseñado por el estudio de arquitectura Kohn Pedersen Fox (KPF), que ha diseñado cinco de los 10 rascacielos más altos del mundo. La firma Moshé Tzur Architects & Town Planners trabaja con KPF en el plan.

Según los diseñadores, la forma espiralada de la torre se inspira en las curvas de una concha de caracol aunque los pergaminos bíblicos han sido otra fuente de inspiración. Una vez completado, el nuevo edificio destacará frente al resto de edificios del Centro Azrieli (uno circular, uno cuadrado y otro triangular).
Los tres edificios de 50 plantas cada uno incluyen un centro comercial y oficinas y fueron terminados entre 1998 y 2007.

La nueva torre de Azrieli en Tel Aviv será el edificio más alto de la ciudad. Foto: cortesía de KPF

La nueva torre ampliará la zona del Centro Azrieli en casi 12.000 metros cuadrados, por lo que la superficie total del complejo llegaría a los casi 50.000 metros cuadrados.

Además de la torre, el proyecto incluye la conexión de la estación de ferrocarril Hashalom con la red ferroviaria ligera que se está construyendo en Tel Aviv así como también con muchas líneas de autobús.

Se espera que por día pasen por el Centro Azrieli cerca de 100.000 personas.