PrePex, un método no quirúrgico para circuncisión desarrollado en Israel, ganó recientemente el premio Sutter Health de los prestigiosos Tech Awards 2015 del Museo de Innovación Tecnológica de San José, California. El evento, que es anual, premia a quienes usan tecnología para resolver los problemas más acuciantes del mundo y para el bien común.

PrePex ha sido desarrollado por Circ MedTech, una empresa social cuyo objetivo es contribuir a la lucha contra el VIH/SIDA y otras enfermedades infecciosas.

PrePex, un método pionero, no requiere suturas ni que se inyecte anestesia. Tampoco causa derramamiento de sangre.

“PrePex ofrece una solución segura, sencilla y sin cirugía, que no requiere quirófanos. Puede usarse en clínicas comunitarias y el paciente lo lleva durante siete días, después de los cuales el prepucio se necrosa y puede quitarse sin dolor y sin sangre. La incidencia en su actividad diaria es mínima”, dijo el comité que le otorgó el galardón al dispositivo.

Más de dos tercios de las personas afectadas con VIH viven en África del Subaahara, según amfAR, la Fundación para la Investigación del SIDA.

Numerosos estudios concluyen que la circuncisión reduce el riesgo de contraer VIH en hombres al menos en un 60%.

PrePex ya ha sido usado en más de 100.000 circuncisiones en Asia y África.