Días atrás, nuevos inmigrantes que pertenecen a la “tribu perdida” judía de Bnei Menashé llegaron al aeropuerto Ben Gurion para armar una nueva vida en Israel.

Procedente del noreste de la India, se dice que la comunidad Bnei Menashé desciende de alguna de las tribus perdidas de Israel -específicamente la tribu de Menashé- que se dispersaron por todo el mundo después de ser exiliadas al final del período del Primer Templo en el siglo VIII A.C.

Los 252 nuevos inmigrantes que llegaron al país con la ayuda del Ministerio de Inmigración y Absorción y la organización Shavei Israel se unieron a la comunidad de Bnei Menashé de 3.000 miembros que ya se encuentra en el país. Unos 7.000 individuos de la “tribu” esperan poder inmigrar desde la India.

50 familias, 24 personas solteras, 43 niños y 19 personas mayores aterrizaron en Israel después de un viaje tan esperado. Foto: Eleonora Shiluv/Cortesía del Ministerio de Inmigración y Absorción

Entre los inmigrantes hay 50 familias y 24 personas solteras, cuatro bebés menores de dos años, 39 niños de 12 años o menos y 19 personas mayores de 62 años.
Todos pasaron por un proceso de absorción rápida en el aeropuerto y fueron enviados a cumplir una cuarentena de acuerdo con las regulaciones por el COVID-19.

Los nuevos inmigrantes de Bnei Menashé pasaron por un rápido proceso de absorción en el aeropuerto. Foto: Eleonora Shiluv/Cortesía del Ministerio de Inmigración y Absorción

“Mientras celebramos Janucá y el milagro de esa fiesta, la inmigración de la tribu perdida de Bnei Menashé después de 2.700 años de exilio es en sí misma un milagro moderno. La historia de esta comunidad única, que mantuvo su conexión con el pueblo judío y la tierra de Israel a lo largo de las generaciones, es poderosa e inspiradora y espero fervientemente que pronto veamos a todos los Bnei Menashé restantes hacer aliá también”, afirmó Michael Freund, fundador y presidente de Shavei Israel.